Traducido de LifeSiteNews.com por Tierrapura.org

El director general y copropietario de una empresa de desarrollo de videojuegos se vio obligado a dejar su puesto de trabajo después de que hiciera comentarios en Twitter, en apoyo a la recientemente promulgada prohibición del aborto en Texas una vez que se detecta el latido del corazón del feto. 

«Orgulloso de que el #TribunalSupremo afirme la ley de Texas que prohíbe el aborto para los bebés con latido», escribió John Gibson el 4 de septiembre en Twitter. «Como artista no me pongo político a menudo. Sin embargo, con tantos compañeros vocales en el otro lado de este tema, sentí que era importante alzar mi voz como un desarrollador de juegos pro-vida» 

«¡Gracias por defender la VIDA! Los niños seguirán viviendo gracias a tu valentía al hablar», tuiteó la organización provida Live Action. 

El comentario de Gibson ha recibido más de 16.000 likes. El ex director general, que sigue figurando como «presidente» de Tripwire, ha recibido varios comentarios de apoyo a su posición. 

«¡Te agradezco que hayas hablado! A mi mujer y a mí se nos rompió el corazón por dos abortos, no sé por qué tanta gente se empeña en creer que matar a otro ser humano en el útero está bien», dijo una persona a Gibson. 

«Mucha más gente en esta industria probablemente tiene la misma opinión, pero no tiene las agallas para decirlo», dijo Ian Fisch, el creador del videojuego Road Redemption. Sus recientes tweets indican que él mismo se opone a la ley de Texas.

Gibson «dejó su puesto» como director general de Tripwire Interactive a partir del 6 de septiembre, según la empresa. Fue cofundador de la empresa con sede en Georgia en enero de 2005. 

«Los comentarios realizados por John Gibson son de su propia opinión y no reflejan los de Tripwire Interactive como empresa. Sus comentarios desprecian los valores de todo nuestro equipo, de nuestros socios y de gran parte de nuestra comunidad en general», dijo la empresa. «Nuestro equipo de liderazgo en Tripwire lo lamenta profundamente y está unificado en nuestro compromiso de tomar medidas rápidas y fomentar un entorno más positivo»

«Con efecto inmediato, John Gibson ha dejado el cargo de CEO de Tripwire Interactive», dice el comunicado de prensa. 

El nuevo CEO, Alan Wilson, «trabajará con el resto del equipo de liderazgo de Tripwire para tomar medidas con los empleados y socios para abordar sus preocupaciones, incluyendo la ejecución de una reunión del ayuntamiento en toda la empresa y la promoción del diálogo abierto con el liderazgo de Tripwire y todos los empleados» 

El tuit de Gibson ha sido ampliamente compartido y sigue en Twitter desde el 7 de septiembre. 

Una empresa, Shipwright Studios, dijo que rompería su acuerdo con Tripwire por los comentarios de Gibson, aunque su posición puede haber cambiado desde que se fue. 

«Aunque tus políticas son tuyas, en el momento en que las conviertes en un asunto de discurso público, enredas a todos los que trabajan para ti y contigo», dijo la empresa en uno de los seis tuits que ha enviado. Dijo que empezará a poner fin a los contratos con Tripwire. 

La situación recuerda a la reacción de los activistas liberales por la donación del ex director general de Mozilla, Brendan Eich, a una campaña en California para prohibir el reconocimiento de las uniones del mismo sexo como «matrimonio». 

La Fundación Susan G. Komen, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la salud de las mamás, también obligó a su vicepresidenta de política pública en 2012 después de que la junta directiva intentara romper los vínculos del grupo con Planned Parenthood. Karen Handel se convirtió posteriormente en congresista republicana. Anteriormente había sido Secretaria de Estado de Georgia.

Pincha aquí para despertar