Fuente: Trikooba

Muchos trabajadores sanitarios en el Reino Unido, a quienes se les dijo que se vacunen contra el Covid-19 o perderían sus trabajos, han abandonado la industria en masa, lo que ha creado una enorme escasez de personal.

Según The Guardian, que habló con varios funcionarios de la industria de residencias de ancianos, «las tres cuartas partes de los operadores de residencias de ancianos informan un aumento en el personal que renuncia desde abril», y las razones son «el deseo de menos estrés y de un salario más alto» y » para evitar la vacunación obligatoria, que entrará en vigor el 11 de noviembre”.

El periódico informó que muchos trabajadores del cuidado se están yendo para otros puestos en el NHS, donde la vacunación aún no se ha hecho obligatoria, y para trabajos no relacionados en empresas como Amazon, donde se les ha ofrecido un aumento del 30% en el salario y otros incentivos.

En respuesta al éxodo masivo, la industria ahora está pidiendo desesperadamente al gobierno que ponga fin a su política de vacunación obligatoria para los trabajadores del cuidado de ancianos, advirtiendo que una «catástrofe» está en el horizonte.

La presidenta ejecutiva de la National Care Association, Nadra Ahmed, dijo a The Guardian que el Servicio Nacional de Salud (NHS) en última instancia «tendrá que resolver este lío» y pidió al gobierno que reconsidere su política, mientras que el sindicato de servicios públicos Unison declaró que los ministros «deben derogar de inmediato Leyes de ‘sin vacuna no hay trabajo’ para el personal de hogares de ancianos en Inglaterra para evitar una crisis de personal que amenaza con abrumar al sector».

El gobierno debe descartar ahora la regla de «no hay vacuna, no hay trabajo». Los cierres generalizados de hogares de ancianos podrían ser la consecuencia si se ignoran estas advertencias. Esto sería desastroso para las personas mayores y para aquellos que no pueden vivir sin el apoyo asistencial.

Unison advirtió que la política de vacunación obligatoria «draconiana» está «empujando a miles al borde de dejar el trabajo» y dijo que el gobierno está «caminando sonámbulo hacia un desastre» al garantizar una escasez masiva de personal durante una pandemia.

El sindicato también reveló que muchos trabajadores de cuidados, que ya están mal pagados y con exceso de trabajo, «se sienten totalmente infravalorados» y que «ser intimidados» para que tomen una vacuna que no querían fue «la gota que colmó el vaso» para muchos en la industria.

Pincha aquí para despertar