Fuente: gaceta.es

Los expresidentes de Bolivia Jaime Paz Zamora, Carlos Mesa y Jorge Quiroga han reclamado a las autoridades del Órgano Judicial y de la Fiscalía General del Estado que adopten las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad física y psicológica de la expresidenta Jeanine Áñez, humillada en prisión por el régimen izquierdista de Luis Arce.

En un comunicado, han asegurado que los informes médicos y las imágenes conmovedoras que se han difundido evidencian el deterioro de la salud de Áñez, razón por la que consideran «crucial e inaplazable» la revisión de su situación jurídica y el establecimiento de «cualquier medida alternativa que le permita defenderse, resguardando su derecho a la salud, la vida y la integridad».

«Mantener a la expresidenta detenida puede traer consecuencias lamentables para ella, su familia y el país. Los derechos humanos están por encima de cualquier disputa política», señalan los exmandatarios, al tiempo que recuerdan que la detención de Áñez hace cinco meses está «basada en un caso inventado de un ‘golpe de Estado’ que nunca existió».

«Extendemos nuestra preocupación a los organismos internacionales de Derechos Humanos, y les solicitamos que verifiquen la situación física y emocional de la expresidenta para contribuir a activar las medidas que aseguren la vigencia plena de sus derechos humanos», finalizan.

El comunicado ha llegado después de que se diera a conocer que la expresidenta intentó suicidarse ante las condiciones de su encarcelamiento en el Centro Penitenciario de Miraflores de la ciudad de La Paz y que presenta tres cortes en la muñeca izquierda y otro en el antebrazo, heridas que fueron suturadas por un médico.

Tras conocerse la noticia, uno de los abogados de Áñez, Martín Camacho, ha criticado al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, por «insensible, inhumano, que habla de unos rasguños en la muñeca que tuviese la expresidenta Jeanine Áñez, cuando en realidad de lo que se trata es de un hecho grave: un intento de suicidio por la excesiva detención y al extremo que la han llevado a esta mujer, que está sufriendo».

«Está encerrada en una habitación, no tiene permiso ni para salir al patio, ni para salir a ver la luz del día. Entonces, deberá responder el mismo ministro de Gobierno y el mismo Gobierno del MAS por cualquier hecho o por cualquier lesión que tenga la vida de Áñez», ha añadido.

Pincha aquí para despertar