Fuente: Panampost.com

La atleta bielorrusa Krystina Tsimanouskaya, que rehusó volver a su país por miedo a represalias políticas del régimen de Alexander Lukashenko, obtuvo un visado humanitario polaco, informó este lunes el viceministro de Exteriores de Polonia, Marcin Przydacz

«Krystina Tsimanouskaya, una velocista bielorrusa, ya está en contacto directo con los diplomáticos polacos en Tokio; ha recibido una visa humanitaria», publicó en sus redes sociales Przydacz, pocas horas después de utilizar ese mismo medio para decir que «Polonia está preparada para ayudar» a la deportista.

Tsimanouskaya, que se ha distinguido por apoyar las protestas contra el régimen de Lukashenko y estar en contacto con la disidencia democrática de su país, pidió la protección de las autoridades japonesas en el aeropuerto de Tokio cuando estaba a punto de regresar a Bielorrusia por exigencias del régimen.

La atleta de 24 años tenía previsto participar en la carrera de 200 metros lisos este lunes, pero tras quejarse de haber sido obligada por Minsk a competir en otra carrera el pasado jueves fue acusada de carecer de «espíritu de equipo» y de haber perdido el «equilibrio psicológico y emocional», en la televisión pública de su país.

Temía represalias de Lukashenko

La orden de regresar a Bielorrusia, según declaró la deportista, le hizo temer represalias y se negó a embarcar en el vuelo que le iba a llevar de vuelta a Minsk, y tras estar bajo la custodia de la policía japonesa, acudió a la embajada polaca en Tokio, donde ha obtenido un visado y la asistencia legal de la diplomacia polaca.

«Polonia hará todo lo necesario para ayudarla (a Tsimanouskaya) a continuar su carrera deportiva: Polonia siempre es sinónimo de solidaridad», escribió el viceministro de Exteriores polaco en su cuenta de Twitter.

El gobierno polaco mantiene un programa de protección legal y ayuda económica a refugiados políticos bielorrusos y presta apoyo político a la oposición democrática de aquel país.

Otra oferta de asilo

República Checa también había ofrecido a la atleta bielorrusa un visado para que pudiera viajar a este país y pedir allí asilo político. «La situación en torno a la velocista Krystsina Tsimanouskaya es escandalosa. La República Checa está preparada para ayudarla», escribió este lunes el ministro checo de Asuntos Exteriores, Jakub Kulhánek en su cuenta de Twitter.

«Tras llegar a un acuerdo con el primer ministro y el ministro de Interior, le ofreceremos un visado para entrar en el país, para que pueda tramitar la protección internacional», continuó el jefe de la diplomacia checa, según el cual la embajada en Tokio «está preparada para actuar».

Pincha aquí para despertar