Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Con 78 años Joe Biden es el presidente más anciano en ocupar la Casa Blanca en la historia y según Ronny Jackson, el médico que cuidó de sus últimos dos predecesores, Barack Obama y Donald Trump, el demócrata no terminará su mandato debido a la falta de aptitud para el puesto.

Durante una aparición en Fox News el jueves, Jackson le dijo al presentador Sean Hannity, al día siguiente que Biden tropezara repetidamente en su discurso y pareciera confundido, mientras respondía preguntas durante un cabildo abierto de CNN organizado en Cincinnati, Ohio.

Jackson mencionó cómo en varias ocasiones Biden ha tenido dificultades para hablar con coherencia. Como consecuencia, advierte que podría ser obligado a dejar el cargo cuando el Gabinete invoque la Enmienda 25 o en su defecto también podría renunciar.

«Creo que él (Biden) va, o va a renunciar, lo van a convencer de que renuncie a su cargo en algún momento en el futuro cercano por problemas médicos, o van a tener que usar el 25th Enmienda para deshacerse de este hombre ahora mismo (…) Si los miembros del gabinete de Biden no están considerando la posibilidad de invocar la Enmienda 25, entonces ‘este es un problema de seguridad nacional en este momento. Realmente lo es», dijo Jackson.

De acuerdo con Daily Mail, Jackson es además legislador de la Cámara de Representantes. Desde allí ha formado una comitiva junto a otros 14 representantes legislativos para exigir una prueba cognitiva que demuestre la capacidad del mandatario, explica el diario.

«He estado diciendo que solo va a empeorar, y ¿adivinen qué? Estamos viendo que eso suceda ante nuestros ojos en este momento. ¿Dónde están las personas de nuestra medicina académica que pedían que el presidente Trump se hiciera una prueba cognitiva? ¿Dónde está esta gente? Algo grave está pasando con este hombre (Biden) en este momento», indicó.

Los traspiés de Biden en Ohio

Durante el evento que fue promocionado por CNN se vieron ciertas actitudes de Biden que despertaron ciertas suspicacias entre los televidentes esa noche. Por ejemplo, frente a la pregunta relacionada con el hecho de se se aprobarán las vacunas  para los niños menores de 12 años, el presidente dijo:

«Eso está en marcha, al igual que la otra pregunta que es ilógica. Y te he oído hablar de ello porque siempre, no estoy siendo solícito, pero siempre eres sincero sobre lo que estás haciendo. Y la pregunta es si deberíamos estar o no en una posición en la que usted, eh, eh, ¿por qué no pueden los, los, los expertos decir que sabemos que este virus es, de hecho, eh, eh, eh? va a ser – o, perdón, nosotros, nosotros, sabemos por qué todos los medicamentos aprobados no están aprobados temporalmente por aprobados permanentemente. Eso también está en marcha. Espero que eso ocurra rápidamente ‘, continuó Biden mientras buscaba a tientas sus palabras.

Por medio de redes sociales, los espectadores se quejaban de no haber entendido lo que dijo el mandatario estadounidense.  Incluso, hubo varios que pidieron una traducción afirmando: «No entendí ni una sola oración». Entre otros temas, Biden también se equivocó al hablar de la eficacia de las vacunas contra el coronavirus contra la variante Delta.  Sobre estas intervenciones, el fundador de Grabien Media, Tom Elliott, publicó un video de la interacción de Biden con Lemon sobre las vacunas y escribió sarcásticamente: ‘Está arrasando’.

Partido Demócrata creó la comisión para transferir el poder presidencial

Por otra parte, fue nada menos que Nancy Pelosi, legisladora del Partido Demócrata a cargo de la Cámara de Representantes, quien propuso la creación de la Comisión de Capacidad Presidencial, que está en los procedimientos de transferencia de poder presidencial bajo la 25° Enmienda de la Constitución.

Lo hizo mientras Trump seguía en el poder, poco antes de las elecciones presidenciales, y aseguró que «No se trata del presidente Trump. Él se enfrentará al juicio de los votantes, pero se muestra la necesidad de que creemos un proceso para los futuros presidentes».

Esto despertó muchas inquietudes respecto a las intenciones del Partido Demócrata y también de la capacidad de gobernar de Biden, tanto que durante el primer debate entre los candidatos a la vicepresidencia, la moderadora hizo hincapié en la edad del candidato demócrata y le preguntó al binomio de Biden, Kamala Harris: «¿Tienen un plan en caso de que Biden no pueda ejercer por motivos de salud? Sin embargo, Harris no respondió a la pregunta.

El 38% de los votantes cree que Biden tiene demencia senil

Dentro de su propio partido hay escepticismo respecto a su capacidad de gobernar. El 20 % de los votantes demócratas cree que Biden tiene demencia senil, mientras que en el partido opositor republicano esta cifra se eleva a 66 %. Mientras tanto, el 30% de los votantes que no están afiliados a ninguno de los dos partidos principales también va en consonancia con este pensamiento.

En total, casi cuatro de cada 10 votantes creen que Joe Biden tiene demencia, según la encuesta telefónica y en línea nacional de Rasmussen Reports. En los resultados de este sondeo se señala que 38% de los votantes estadounidenses piensan que Biden sufre algún tipo de demencia. La mayoría de ellos, incluida algo más de la mitad de los demócratas, sienten que es importante que el probable candidato presidencial demócrata aborde públicamente el tema.

Entre la duda de su capacidad cognitiva y la idea que su propio partido lo quiere reemplazar está el hecho que en varias ocasiones Biden se ha referido a la vicepresidente Kamala Harris como ‘presidente Harris’.

«Ahora, cuando la presidente Harris y yo hicimos un recorrido virtual por un centro de vacunación en Arizona no hace mucho, una de las enfermeras de ese recorrido, en ese recorrido inyectando a las personas, administrando vacunas, dijo que cada inyección era como administrar una dosis de esperanza», dijo Biden en una oportunidad anterior.

Harris estaba detrás de Biden mientras el presidente continuaba con su discurso, pero no lo corrigió. Más tarde ese mismo día, cuando la Casa Blanca publicó la transcripción de su discurso, el título correcto de Harris se insertó entre corchetes.

La posición de Harris frente a una hipotética salida de Biden del poder

El panorama para los demócratas en cierto modo no luce alentador, pues una encuesta de la Convención de Acción de los Estados y el Grupo de Trafalgar encontró que 63,6 % de los encuestados dijeron que no confían en que Kamala Harris esté lista para ser presidente «según su desempeño como vicepresidente», de los cuales 58,6 % de las personas no confían en lo absoluto y 5 % se muestran inseguras. 

Este escenario se repite incluso entre  sus propios votantes. El 42,6 % de los demócratas encuestados dijo que no estaba «nada seguro» o «no muy seguro» de la capacidad de Harris para gobernar. Entre los opositores es aún mayor el escepticismos, el 88,4 % de los votantes republicanos y el 61,8 % de los votantes independientes dijeron que «no tenían ninguna confianza» o «no mucha confianza» en la capacidad de Harris.

Al estar ella a cargo de la frontera sur, su manejo de dicha situación es lo que más ha perjudicado la imagen de la vicepresidente.

Pincha aquí para despertar