Traducido de TheGateWayPundit por TierraPura.org

Correos electrónicos recientemente publicados revelan que, durante el período previo a las elecciones de noviembre, los hackers de la campaña de Biden presionaron a Facebook para que silenciara a su oponente político, el presidente en ejercicio de los Estados Unidos.

Los demócratas radicales se habían preocupado por la llamada «retórica violenta» y la «desinformación» procedente de las cuentas de Facebook de la campaña de Trump.  Esto dio lugar a un aluvión de quejas durante años por parte del partido en un intento de ejercer influencia política sobre el mayor gigante de las redes sociales del mundo.

El agente demócrata Timothy Durigan, un lamebotas de Biden encargado de señalar a los conservadores en Facebook, dijo lo siguiente:

Facebook es la zona cero de la Gran Mentira y la insurrección del Capitolio. Facebook eligió poner la desinformación electoral frente a millones de estadounidenses, relajó sistemáticamente sus reglas para el líder de la insurrección, Donald Trump, y proporcionó una plataforma de organización para los insurrectos.

En uno de los correos electrónicos, enviado por un alto funcionario de Biden el 22 de septiembre, exigía la eliminación de un vídeo de Donald Trump Jr. en el que hablaba de los votos por correo.

El hecho de que este vídeo siga en su plataforma -y se utilice para reclutar una especie de, y cito, «ejército para el esfuerzo de seguridad electoral de Trump»- es asombroso. Es imposible conciliar esto con cualquiera de las políticas relativas a la votación y la supresión de votantes que Facebook ha publicado en los últimos 3 años y que nos ha recalcado en privado en varias docenas de conversaciones».

Un funcionario de Facebook respondió y dijo que se permitiría que el vídeo siguiera colgado, pero tras la queja, Facebook añadió una falsa «comprobación de hechos».

Al parecer, esta fue una solución insatisfactoria para el equipo de Biden. Volvieron a regañar a la plataforma de medios sociales por la «gimnasia mental» que tuvieron que hacer para mantener el vídeo en su plataforma. Nada más que un baneo total de Trump, que finalmente consiguieron, hubiera sido suficiente.

Lea también: ‘Fue la estafa del siglo’: Trump desde Ohio habló del fraude electoral

El funcionario de Biden escribió:

«La campaña de Trump ha recibido el mensaje de que pueden poner vídeos en su plataforma diciendo que se utilizarán millones de votos fraudulentos para robar las elecciones. Y la solución a eso es que las ‘personas aptas’ se alisten en un ‘ejército’. Así, sus gritos de fraude se multiplican y sus llamadas a ‘alistarse’ también. Por Dios, me cuesta creer que ese sea el precedente que pretenden sentar».

Concluyó:

«Le rogamos que aborde este problema con seriedad y sentido de la misión. Hasta ahora nos ha parecido que eso falta. Si el esfuerzo y la gimnasia mental emprendidos para permitir que este puesto permanezca en su plataforma se dedicaran, en cambio, a cumplir su reconocida responsabilidad con la democracia, podríamos ver algún progreso.»

Este es solo otro ejemplo de la connivencia entre el Estado profundo y las grandes empresas tecnológicas para impulsar una determinada ideología política y castigar a los disidentes. Los informes muestran que la repetida presión ejercida por los demócratas y la campaña de Biden tuvo como resultado la supresión a gran escala de los conservadores y la infracción de su derecho a participar en el debate público.

En los días posteriores a las elecciones, los funcionarios del DNC marcaron decenas de publicaciones en Facebook relacionadas con las «elecciones robadas». También presentaron quejas y denunciaron a miembros de los grupos Stop the Steal, que parecen haber entrado en las listas de vigilancia del Estado profundo. Pocos días después, Facebook eliminó los grupos Stop the Steal que habían acumulado cientos de miles de miembros.

Andy Stone, un portavoz de Facebook, explicó cómo Facebook ha hecho «más que cualquier otra plataforma» para censurar los puntos de vista conservadores:

Hemos hecho más que cualquier otra empresa de Internet para combatir los contenidos perjudiciales, incluida la limitación de los contenidos que pretendían deslegitimar el resultado de las elecciones, tanto antes como después del 6 de enero. Prohibimos cientos de movimientos sociales militarizados, retiramos decenas de miles de páginas, grupos y cuentas de QAnon de nuestras aplicaciones, eliminamos el grupo original #StopTheSteal.

Pincha aquí para despertar