Fuente: gaceta.es

Alrededor de una docena de republicanos acompañarán al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su viaje a la frontera con México en una visita programada para el próximo miércoles 30 de junio.

Los miembros del Comité de Estudio Republicano (RSC), el grupo más grande de la Cámara de Representantes, se unirán a Trump en la última muestra de que el Partido Republicano mantiene su apoyo al expresidente, aún después de haber dejado el cargo y, sobre todo, en política migratoria: un asunto que pasa por su situación más crítica como consecuencia de una mala administración por parte del Gobierno de Joe Biden.

«El presidente Trump pasó cuatro años arreglando la frontera, pero la administración Biden volvió a romperla, y ahora estamos experimentando la peor crisis fronteriza de nuestra historia», dijo Jim Banks, presidente del RSC en declaraciones al diario ‘POLITICO‘. «Es por eso que la RSC ha de continuar con el legado de Trump en materia de inmigración, es nuestra principal prioridad en este Congreso y por eso nos dirigimos a la frontera con el presidente Trump para explicar cómo podemos terminar con esta vergüenza nacional», agregó Banks.

La decisión de los republicanos de acompañar al expresidente responde a la influencia que todavía tiene Trump en los sectores más fuertes de la formación. La del próximo miércoles será la segunda reunión de este mes entre el magnate y miembros de la RSC -a principios de junio, los líderes del caucus republicano de la Cámara de Representantes se reunieron con Trump en su resort de Bedminster en Nueva Jersey, y los miembros de RSC invitaron a Trump a reunirse con ellos en Washington-.

También se unirá al viaje a la frontera de la próxima semana el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, quien recientemente anunció que el estado construiría su propio muro fronterizo así como la adopción de un enfoque de línea dura para la inmigración.

El anuncio de los republicanos sigue a la confirmación de que la vicepresidenta Kamala Harris visitará este viernes 25 la localidad de El Paso (Texas), en la frontera con México, después de recibir numerosas críticas de la oposición republicana por no haberse desplazado a la zona limítrofe. Harris viajará a El Paso junto al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, según confirmó su oficina después de que el diario POLITICO y otros medios adelantaran la noticia.

A principios de mayo, el presidente Joe Biden le encomendó a Kamala Harris el reto de aliviar la crisis migratoria. La llegada de decenas de miles de inmigrantes ilegales a la frontera sur, muchos de ellos familias con niños y también menores no acompañados originarios de Centroamérica, se ha convertido en uno de los primeros desafíos del Gobierno demócrata. Solo en el mes de mayo, en la frontera sur de Estados Unidos se registraron más de 180.000 intentos de cruces ilegales, la mayor cifra en casi dos décadas, según datos de la Patrulla Fronteriza.

Pincha aquí para despertar