Traducido de NaturalNews.com por Tierrapura.org

Investigadores alemanes afirman haber resuelto el misterio que subyace a los coágulos de sangre provocados por las vacunas contra el coronavirus de AstraZeneca y Johnson & Johnson.

En un artículo preimpreso publicado el 26 de mayo en Research Square, el equipo informó de que el problema radica en los vectores de adenovirus utilizados por las dos vacunas para suministrar instrucciones genéticas dentro de las células. Los investigadores dijeron que, debido a los mecanismos implicados en este tipo de tecnología, se generan versiones mutantes de la proteína de la espiga en el núcleo y luego se secretan fuera de las células. Creen que son estas proteínas mutantes las que desencadenan los coágulos sanguíneos en personas sanas que recibieron las vacunas de AstraZeneca o J&J.

Las vacunas basadas en adenovirus y sus efectos adversos

La formación de coágulos de sangre en los senos venosos del cerebro; también conocida como trombosis del seno venoso cerebral (TSVC),  se asoció por primera vez a la vacuna de AstraZeneca. En Europa, se notificaron unos 150 casos de este evento tromboembólico después de que diferentes países administraran con éxito unos 17 millones de dosis de dicha vacuna.

En circunstancias normales, el TSVC se considera una forma rara de accidente cerebrovascular, que sólo afecta a cinco personas de cada millón cada año. Los estudios demuestran que, desde mediados del siglo XX, la tasa de mortalidad del TSVC ha bajado del 50% a un mero 8,3% gracias a los avances de la medicina moderna. Sin embargo, desde que se iniciaron las vacunaciones masivas, el TSVC ha causado la muerte de un tercio de los afectados sólo en Alemania.

Debido al alarmante aumento de la incidencia del TSVC, muchos países europeos suspendieron abruptamente la administración de la vacuna de AstraZeneca en marzo. Mientras tanto, en EE.UU., surgieron informes de un efecto adverso similar tras el lanzamiento de la vacuna de J&J. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos confirmaron un total de seis casos de TSVC el 13 de abril, lo que llevó a suspender el uso de la vacuna de J&J 10 días después.

Según los investigadores alemanes, las vacunas de AstraZeneca y J&J comparten sorprendentes similitudes. Ambas causan TSV y algunos casos de trombosis de la vena esplácnica (TSV), un tipo de coágulo sanguíneo que afecta a una o más venas abdominales, y ambas afectan sobre todo a mujeres jóvenes: entre 20 y 60 años para la vacuna de AstraZeneca y entre 18 y 48 para la de J&J. Pero lo más importante es que ambas vacunas se desarrollaron utilizando la tecnología de vectores de adenovirus.

La tecnología de vectores de adenovirus hace uso de un virus al que se le han quitado los genes que necesita para replicarse, con el fin de introducir en el interior de las células un fragmento inofensivo de otro patógeno viral, en este caso el coronavirus de Wuhan (COVID-19). El objetivo de esta tecnología es inducir a las células a reproducir la proteína viral y provocar que el sistema inmunitario produzca anticuerpos específicos contra ella. El beneficio de hacer esto es que el cuerpo estará preparado para montar una respuesta robusta al virus COVID-19 una vez que se produzca una infección real.

Los vectores de adenovirus utilizados en las vacunas de AstraZeneca y J&J se diseñaron para proporcionar instrucciones genéticas sobre cómo producir la proteína spike. Esta proteína se encuentra en la superficie del virus COVID-19 y es reconocida por los receptores ACE2, que están presentes de forma natural en la superficie de diferentes tipos de células humanas. El virus COVID-19 es capaz de infectar células sanas a través de esta interacción proteína-receptor.

Cómo las vacunas de AstraZeneca y J&J provocan coágulos de sangre

En su informe, los investigadores alemanes señalan el mecanismo de administración de los vectores de adenovirus como la principal fuente de error que provoca la coagulación de la sangre. Según los estudios sobre el virus COVID-19, la replicación de los genes del virus se produce siempre en el citosol, el líquido del interior de las células infectadas. Sin embargo, los vectores de adenovirus transportan los genes virales al interior de los núcleos de las células, donde estas secuencias genéticas son empalmadas, o cortadas, por enzimas, dando lugar a formas mutantes de la proteína de la espiga. Estas variantes más cortas son incapaces de unirse a la membrana celular, por lo que en lugar de desplegarse en la superficie de las células, son secretadas al exterior, donde desencadenan una fuerte respuesta inflamatoria en las células endoteliales.

Los investigadores también observaron que algunas de las proteínas de espiga mutantes que flotan en el espacio extracelular siguen siendo capaces de unirse a los receptores ACE2. Por tanto, puede haber casos en los que las células endoteliales no sólo se unan a las variantes de la proteína de espiga, sino que también se «decoren con anticuerpos recién formados». Este acontecimiento seguramente desencadenará una inflamación grave, como por ejemplo la citotoxicidad dependiente del complemento (CDC). Durante la CDC, los glóbulos rojos son reclutados por las células diana cubiertas de anticuerpos como parte de la cascada del complemento, lo que finalmente conduce a la interrupción celular o a la lisis celular. Estas respuestas inmunitarias podrían ser las que desencadenan los fenómenos tromboembólicos asociados a las vacunas de AstraZeneca y J&J.

A diferencia de las vacunas basadas en adenovirus, las vacunas basadas en ARNm, como las producidas por Pfizer y Moderna, se basan en nanopartículas lipídicas para hacer llegar los genes virales a las células musculares. Estos vectores liberan su carga en el citosol en cuanto son captados por las células. De este modo, la traducción del ARNm viral en la proteína de la espiga se produce sin ninguna modificación del producto final. Por eso, según los investigadores, las vacunas de Pfizer y Moderna no se asocian con el TSV.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí