Más de 170 trabajadores sanitarios del Hospital Metodist de Houston han sido suspendidos sin sueldo durante dos semanas tras negarse a recibir la vacuna Covid-19.
Días antes, 117 empleados habían demandado al hospital de Texas, alegando que estaba violando el código de Nuremberg al obligar a los trabajadores a ser «conejillos de indias humanos».

Informa el Mail Online: En total, 178 trabajadores que no se vacunaron han sido supuestamente suspendidos durante dos semanas sin sueldo.

Por el momento se desconoce si podrán volver al trabajo una vez finalizada la suspensión.

En un comunicado, Marc Bloom, director general del sistema hospitalario, dijo que 27 de los trabajadores suspendidos han recibido desde entonces al menos una dosis de la vacuna.

‘Sólo les deseamos lo mejor y les agradecemos su pasado servicio a nuestra comunidad, y debemos respetar la decisión que tomaron.’

A principios de este mes, 117 empleados demandaron al Houston Methodist, alegando que el hospital «está obligando a sus empleados a ser ‘conejillos de indias’ humanos como condición para seguir trabajando», informó KHOU 11 el mes pasado.

También afirman que las vacunas contra el coronavirus son «experimentales», porque sólo han recibido la autorización de uso de emergencia y no la aprobación completa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA).

La Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo del gobierno federal dictaminó en diciembre de 2020 que los empleadores podían establecer legalmente requisitos de vacunación para su personal.

El sistema hospitalario se convirtió en el primero de Estados Unidos en establecer un requisito de vacunación contra el coronavirus en el mes de abril.

«Como trabajadores de la salud debemos hacer todo lo posible para mantener a nuestros pacientes seguros y en el centro de todo lo que hacemos», dijo Bloom en un correo electrónico a los empleados.

«Al elegir vacunarse, ustedes son líderes – mostrando a nuestros colegas de la salud lo que debe hacerse para proteger a nuestros pacientes, a nosotros mismos, a nuestras familias y a nuestras comunidades«

El sistema hospitalario dijo primero a su personal administrativo y a los nuevos empleados que se vacunaran a mediados de abril, antes de ampliar el plazo a principios de junio.

Dos empleados optaron por dejar el sistema hospitalario en lugar de vacunarse en ese momento.

El sistema también ofrecía a los empleados 500 dólares si se vacunaban antes de la puesta en marcha de las vacunas.

Los empleados que tienen una exención religiosa o de salud para recibir la vacuna tenían hasta el 3 de mayo para solicitar una exención.

Según The Washington Post, 285 empleados recibieron exenciones por razones médicas, y 332 recibieron aplazamientos médicos para recibir la vacuna.

Tras la suspensión del lunes, decenas de trabajadores protestaron frente al hospital.

«Nadie debería ser obligado a meterse algo en el cuerpo si no se siente cómodo con ello», dijo a The Texan Jennifer Bridges, una enfermera que ha trabajado en el hospital durante más de seis años.

El grupo de 117 trabajadores que han demandado al hospital está liderado por Bridges, que el mes pasado acaparó la atención internacional por denunciar las exigencias del hospital.

«La gente trata de forzarte a poner algo en tu cuerpo con lo que no te sientes cómodo, para mantener tu trabajo, es simplemente una locura», dijo a KHOU 11 el mes pasado, explicando por qué rechaza la vacuna.

«No soy una persona anti-vacunas. Si quieres vacunarte, hazlo. No se la quito a nadie, sólo dejo que todo el mundo tenga la posibilidad de elegir y el derecho a tomar su propia decisión»

Bloom hizo una declaración hace dos semanas, respondiendo a los empleados que se niegan a vacunarse.

«Es lamentable que los pocos empleados que quedan que se niegan a vacunarse y ponen a nuestros pacientes en primer lugar respondan de esta manera», dijo.

‘Es legal que las instituciones sanitarias obliguen a vacunarse, como hemos hecho con la vacuna de la gripe desde 2009″

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí