Traducido de Humansarefree.com  por TierraPura.org 

El proyecto de presupuesto para 2022 del presidente Joe Biden utiliza la palabra «personas que dan a luz» en lugar de «madres», intentando formalizar la frase «inclusiva» nacida de la ideología transgénero radical.

Publicada el 28 de mayo, la propuesta de 72 páginas para el año fiscal 2022 incluye una sección que detalla las disposiciones del presupuesto destinadas a reducir la mortalidad materna y poner fin a las «disparidades raciales en la mortalidad materna».

En una subsección bajo el título «Reconstruir mejor», una frase estrechamente asociada con la agenda del Gran Reinicio del Foro Económico Mundial, un plan socialista global radical que busca «presionar el botón de reinicio del capitalismo, transformando todo en nuestra sociedad», el presupuesto asigna más de $200 millones en gastos para ayudar a poner fin a la «alta tasa de mortalidad materna y las disparidades raciales en los resultados entre las personas que dan a luz».

«Todo lo que han hecho es crear nuevos términos reduccionistas para las mujeres», dijo Ryan T. Anderson en un tuit el lunes. Anderson, antiguo miembro de la Fundación Heritage y actual presidente del Centro de ética y política pública, un grupo de expertos conservadores de Washington, añadió: «Las viejas palabras funcionan bien. Seguí usándolas».

El uso de la frase «personas que dan a luz» en el presupuesto se produce después de que la congresista de Missouri Cori Bush le dijera al Congreso en mayo que estaba «comprometida a hacer todo lo posible para… proteger a las personas negras que dan a luz».

La doctora Jennifer Roback Morse, fundadora del Instituto Ruth, una organización mundial sin ánimo de lucro dedicada a la defensa de la familia, dijo a LifeSiteNews que la frase «personas que dan a luz» era «propaganda», y sugirió que la aparición del término en documentos oficiales como el proyecto de presupuesto para 2022 es una forma de «desgastar a la gente para que la palabra ‘madre’ sea eliminada de su proceso de pensamiento.»

«Las personas están siendo reducidas a un conjunto de funciones», añadió Morse.

La autora y coautora de cinco libros ha dado conferencias en todo el mundo sobre temas relacionados con el matrimonio, la familia y la sexualidad humana. Morse también fue portavoz de la campaña de la Proposición 8 de California en 2008, que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, pero que posteriormente fue anulada en los tribunales.

Morse dijo que quienes promueven la ideología transgénero son «muy sofisticados» en la manipulación de las palabras para construir una nueva visión de la realidad. «No se puede utilizar su lenguaje», dijo. «Eso no es negociable. No se puede utilizar su lenguaje».

Por su parte, el grupo de presión proabortista NARAL Pro-Choice America defendió el uso del término «personas que dan a luz» en el proyecto de presupuesto para 2022, tuiteando el 6 de mayo: «Utilizamos un lenguaje neutro en cuanto al género cuando hablamos de embarazo, porque no sólo las mujeres del género cis pueden quedarse embarazadas y dar a luz. La libertad reproductiva es para *todos* los cuerpos».

Katy Faust, fundadora y directora de “Them Before Us”, una organización sin ánimo de lucro comprometida con el avance de las políticas sociales en defensa de los derechos de los niños, dijo a LifeSiteNews que utilizar frases como «persona que da a luz», que lleva implícita la idea de que los hombres son capaces de tener hijos, es «insistir en lo imaginario» mientras se «rechaza la realidad biológica» de que sólo las mujeres pueden ser madres.

Faust, colaboradora habitual de The Federalist, dijo que su organización «Them Before Us» hace un perfil de los niños que han experimentado la pérdida de su madre o su padre, y dijo que «el corazón de un niño humano» quiere «tanto a su mamá como a su papá».

Los niños cuyos padres han hecho la «transición» para adoptar otra identidad de género, dijo, experimentan el cambio como «una especie de muerte», ya que la «manifestación específica de género realmente les importaba.»

«Es una pena», dijo Faust, «que esta administración esté negando no sólo la realidad biológica, sino… el grito del corazón de cada niño».

Faust, que ha defendido la causa de los niños ante legisladores de Estados Unidos y del extranjero, incluso en las Naciones Unidas, dijo que la adopción formal del término «personas que dan a luz» en el presupuesto de 2022 equivale a «una enorme toma de poder por parte del Estado».

«Cuando la biología no determina quién es madre y quién es padre», explicó Faust, «entonces el Estado consigue determinar quién es madre y quién es padre».

«Es un intento masivo de controlar el lenguaje, y si puedes controlar el lenguaje puedes controlar vidas», dijo.

Faust dijo que los conservadores deben «fortificarse» y utilizar sus plataformas para combatir los rápidos cambios en las definiciones de las palabras y la sustitución de los conceptos tradicionales por nuevas frases que se alinean con la ideología radical y niegan realidades fundamentales.

«O te alineas con la realidad, o tendrás que apaciguar constantemente esta distopía ideológica que la izquierda está impulsando cada vez más».

«Mucho de lo que están haciendo ahora choca no sólo con la ley natural en un sentido filosófico, sino con la realidad natural», dijo Faust. «Es insostenible. La cuestión es cuántas vidas de personas, especialmente de niños, van a arruinar mientras tanto».

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí