Traducido de NewsTarget.com por TierraPura.org

Uno de los hombres que intentó encubrir los orígenes de laboratorio del SARS-CoV-2 desde el principio de la pandemia es el Dr. Peter Daszak. Este ecologista británico es un experto en ingeniería de coronavirus de ganancia de función. Trabajó con la «mujer murciélago» Shi Zhengli y otros científicos chinos del Instituto de Virología de Wuhan. Incluso utilizó su organización sin ánimo de lucro con sede en Nueva York, la EcoHealth Alliance, para obtener subvenciones de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), de modo que pudo enviar varias cuotas al laboratorio chino.

En las entrevistas, el Dr. Daszak se «enorgullece» de crear supervirus que explotan los sistemas inmunitarios humanos. Dice que los coronavirus son especialmente fáciles de manipular y que sus «proteínas de ganancia de función dirigen gran parte de lo que ocurre».

El experto llegó a intimidar a científicos de alto nivel para que encubrieran sus experimentos con coronavirus y amenazó a cualquiera que disintiera tachándolo de «teórico de la conspiración».

El Dr. Daszak es responsable de coordinar el encubrimiento del origen del laboratorio y de intimidar a 26 científicos para que se sometan

Incluso con estos conflictos de intereses de por medio, el Dr. Daszak formó parte del equipo de investigadores del covid-19 de la Organización Mundial de la Salud. Al principio del brote, utilizó su posición de autoridad para descartar rápidamente el origen de laboratorio del SARS-CoV-2. Luego de tres escasas horas de visitar el WIV, en febrero de 2021, Daszak declaró que no había «nada que ver aquí».

A pesar de que China no logró producir un reservorio animal natural para el virus, el Dr. Daszak estaba seguro. A pesar de que el personal de la Embajada de Estados Unidos visitó el laboratorio en 2018 y «tenía graves preocupaciones de seguridad» sobre los protocolos utilizados en la instalación, Daszak fue categórico al afirmar que no había ningún juego sucio. Incluso con la evidencia de que los trabajadores del laboratorio de Wuhan cayeron enfermos, Daszak se movió rápidamente para disipar cualquier noción de que el SARS-CoV-2 fue hecho por el hombre.

El experto en ganancia de función incluso intimidó a científicos de alto nivel para que encubrieran los posibles orígenes del SARS-CoV-2 en el laboratorio y los condenó al ostracismo social como «teóricos de la conspiración» si se atrevían a tener una hipótesis diferente.

Para salirse con la suya, el Dr. Daszak intimidó a veintiséis científicos de alto nivel y los obligó a firmar una carta en la que se afirmaba que el Instituto de Virología de Wuhan no era culpable del SRAS-CoV-2. Esa carta se publicó en The Lancet. En realidad, la carta elogiaba a los chinos que supuestamente «siguen salvando vidas y protegiendo la salud mundial durante el desafío del brote de Covid-19». Durante más de un año, esta carta constituyó la base de la censura en un asunto de importancia mundial. Su tono autoritario suprimió nuevas investigaciones sobre los orígenes de laboratorio del SARS-CoV-2 y avergonzó a cualquier profesional que pensara de forma diferente. La carta afirma que el virus SÓLO pudo ser de origen natural. Cualquier otra afirmación fue desechada como «teoría de la conspiración». Según Daszak, cualquiera que no esté de acuerdo está creando «miedo, rumores y prejuicios».

Jamie Metzl, miembro del comité asesor de la OMS sobre la edición del genoma humano, dijo que la carta del Dr. Daszak era «propaganda científica» y una «forma de matonismo e intimidación». «Al tachar de teórico de la conspiración a cualquiera que tenga opiniones diferentes, la carta de Lancet fue la peor forma de intimidación, en plena contravención del método científico». dijo el Sr. Metzl.

Este correo electrónico del Dr. Daszak al Dr. Fauci lo dice todo
Según el comunicado de correo electrónico de Fauci, el Dr. Daszak agradeció al Dr. Anthony Fauci en abril de 2020 por ocultar el verdadero origen del SARS-CoV-2.

«Como el PI de la subvención ROI públicamente señalado por los reporteros de Fox News en la rueda de prensa presidencial de anoche, sólo quería decir un agradecimiento personal en nombre de nuestro personal y colaboradores, por defender públicamente y declarar que la evidencia científica apoya un origen natural para COVID-19 de un contagio entre murciélagos y humanos, no una liberación de laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan», escribió Daszak en el correo electrónico a Fauci.

«Desde mi punto de vista, sus comentarios son valientes y, viniendo de su voz de confianza, ayudarán a disipar los mitos que se están tejiendo en torno a los orígenes del virus. Una vez que esta pandemia haya terminado, espero poder darle las gracias en persona y hacerle saber lo importantes que son sus comentarios para todos nosotros.»

El Dr. Fauci respondió: «Muchas gracias por su amable nota».

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí