Por Sabrina Martín Rondón – El American

Otro desgarrador video refleja el sufrimiento que enfrentan los niños abandonados en la frontera Sur de Estados Unidos. Aferrado a un oso de peluche, llorando desesperadamente y con gritos ensordecedores, un niño migrante gritaba: “¡no te vayas!”, a una mujer que lo dejó solo en su travesía para llegar a territorio americano.

“¡Acá, acá! ¡No, no! ¡No te vayas, no!”, grita el niño, quien por momentos se quedó sin voz por el esfuerzo para hacerse escuchar.

[embedded content][embedded content]

“Tiene cinco años”, susurró la mujer que abandonó al niño ante las preguntas de una reportera de AFP que logró capturar las imágenes. La mujer solo le afirmó que los padres del menor están en Estados Unidos.

Los gritos y el llanto del menor atrajeron a miembros de la patrulla fronteriza, que luego de unas breves preguntas subieron al niño a una camioneta y se lo llevaron del sitio.

Tras la llegada del demócrata Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos, se ha multiplicado el número de migrantes que intentan cruzar ilegalmente desde México.

Un reportaje de BBC News reveló que durante marzo y abril más de 36,000 niños cruzaron a USA sin la compañía de un adulto; un récord en los últimos años. Según afirmaciones de la administración Biden más del 80 % de ellos ya tiene un familiar en el país.

En abril se registraron unas 178,000 detenciones de indocumentados en la frontera con México, en su mayoría centroamericanos, la cifra más alta en 20 años, según cifras oficiales.

Niños abandonados y condiciones inhumanas

Además del gran sufrimiento que enfrentan los niños tras ser abandonados, el reportaje de la BBC revela que al llegar a territorio americano también viven en condiciones inhumanas.

La agencia de noticias entrevistó a niñas que ya fueron liberadas y contaron que estaban hacinadas en cubículos de plástico a muy bajas temperaturas; allí había filtraciones en las tuberías que causaban que amanecieran empapadas y con mucho frío.

Otra denuncia que reveló una de las niñas entrevistadas por la BBC es que las autoridades les daban comida podrida y que además les amenazaban con mantenerlas detenidas por más días.

“A veces nos decían que si estábamos haciendo mucho lío, nos iban a castigar dejándonos allí más días”, dijo Ariany a la BBC.

No es primera vez que surgen este tipo de denuncias, el pasado mes de abril el gobernador de Texas, Greg Abbott, exigió al presidente que responda sobre acusaciones de abuso y negligencia bajo la mirada de su administración.

“El gobierno de Biden abrió las fronteras y no planificó la afluencia de niños no acompañados que cruzan la frontera, y ahora nos enfrentamos a nuestros peores temores con acusaciones de abuso y negligencia infantil”, dijo el gobernador.

“Las desastrosas decisiones del presidente Biden causaron esta crisis, y su administración debe actuar ahora para proteger a estos niños, asegurar la frontera y poner fin a esta crisis”, sentenció.

Pincha aquí para despertar