Fuente: WesternJournal.com

Es la computadora portátil que nunca terminamos de disfrutar.

Según un informe publicado el miércoles por el New York Post, unos correos electrónicos encontrados en una computadora portátil aparentemente abandonada por Hunter Biden muestran que el hijo del ahora presidente de Estados Unidos Joe Biden trajo a su padre a una cena con socios comerciales ucranianos, rusos y kazajos en Washington durante el mandato de Biden como vicepresidente.

Mientras que unos correos electrónicos anteriores en la computadora portátil habían insinuado reuniones entre algunos de los socios más turbios que Hunter Biden obtuvo durante su tiempo en la junta directiva de la empresa de energía ucraniana Burisma, el informe sembra la duda sobre la afirmación de Joe Biden de que tenía poco conocimiento de los negocios de su hijo en Europa del Este.

Según el Post, la reunión tuvo lugar el 16 de abril de 2015, en el llamado “Garden Room” en Café Milano, un restaurante descrito en un artículo de The New York Times de 2017 como “el restaurante de Georgetown donde algunas de las personas más poderosas del mundo van para hacerse ver pero no socializar con el público”.

La importancia de la fecha es que llegó un día antes de uno de los correos electrónicos más controvertidos encontrados en la infame computadora portátil, donde el ejecutivo de Burisma Vadym Pozharskyi agradeció a Hunter Biden por darle la oportunidad de conocer al entonces vicepresidente.

“Estimado Hunter, gracias por invitarme a DC y darme la oportunidad de conocer a su padre y pasar un rato juntos”, escribió Pozharskyi.

“Es realmente un honor y un placer”.

“La lista de invitados preparada por Hunter tres semanas antes de la cena en el Café Milano incluía a la multimillonaria rusa Yelena Baturina y su esposo, el corrupto ex alcalde de Moscú Yury Luzhkov, quien murió desde entonces. Baturina transfirió $3,5 millones el 14 de febrero de 2014 a Rosemont Seneca Thornton LLC, una firma de inversiones con sede en Delaware cofundada por Hunter y Devon Archer, ex asesor del secretario de Estado John Kerry”, informó el Post.

En un correo electrónico a Archer tres semanas antes del evento, según el Post, Hunter describió que la lista de invitados incluía asociados del mundo empresarial, diplomáticos y representantes del Programa Mundial de Alimentos de EE.UU. (WFPUSA, por sus siglas en inglés):

“3 asientos para nuestros amigos de KZ [Kazajstán].

“2 asientos para Yelana y su esposo

” 2 [asientos para] usted y para mí.

“3 asientos para personas de WFPUSA

” Vadym [Pozharskyi].

“3 embajadores (MX,?,?)

“14 en total”

En un intercambio, informó el Post, Archer le dijo a Hunter que Baturina no asistiría; “Yelena no quiere restarle atención a Yuri, así que estará en la ciudad para reunirse con nosotros, pero no quiere ir a cenar”, escribió en un correo electrónico del 20 de marzo. “Esos eran solo sus pensamientos. Podríamos insistir”.

“Obviamente, guarde un asiento para su tipo (y el mío si está en la ciudad)”, añadió.

En una respuesta, Hunter dijo, “Creo que si su tipo está allí causará más problemas que los necesarios- a menos que usted tenga otra idea”.

No está claro si el “tipo” de Archer era John Kerry, aunque podemos asumir que el “tipo” de Hunter era su propio padre. Si el “tipo” de Archer era realmente el actual zar del clima de los Estados Unidos, creo que Kerry pudo haber visto menos problemas con esto que el “tipo” de Hunter.

Además, aunque se suponía que el motivo de la cena tenía que ver con la seguridad alimentaria — por eso había invitado aquellos del Programa Mundial de Alimentos de EE.UU. — el lenguaje de Hunter parecía indicar que esto era más un pretexto que un propósito.

“Bueno — el motivo de la cena es ostensiblemente para hablar de la seguridad alimentaria”, escribió Hunter en un correo electrónico del 26 de marzo, según el Post.

“Papá estará allí, pero mantenga esa información entre nosotros por ahora. Gracias.”

“Ostensiblemente” — definido por Merriam-Webster como “a la vista de todos” — no es una palabra que se use a menudo cuando se habla de lo que se tratará realmente una reunión. De hecho, se podría decir que su uso denota prácticamente subterfugio. Podría ser una mala elección de palabras por parte de Hunter. Una mejor explicación es que la elección de la palabra fue totalmente apropiada, fue solo el evento en sí el que fue una mala elección.

La cena informada es otra complicación más para la afirmación oficial de Joe Biden: “Nunca he hablado con mi hijo sobre sus tratos comerciales en el extranjero”, dijo Biden en octubre de 2019, según un informe del New York Post en ese momento.

Y, sin embargo, existen los correos electrónicos, la salida de golf con un ejecutivo de Burisma en 2014, esta cena y otras señales de alarma.

Como The Wall Street Journal señaló en un editorial del 15 de octubre, un informe del Senado encontró que varios funcionarios de la administración de Obama estaban conscientes del trabajo de Hunter Biden con Burisma y que un funcionario envió un correo electrónico a sus colegas diciendo que “la presencia de Hunter Biden en el consejo de Burisma fue muy incómoda para todos los funcionarios estadounidenses impulsando una agenda anticorrupción en Ucrania”.

Incluso entonces, nada de esto habría sido un problema si Biden no se hubiera jactado de haber conseguido que el fiscal en jefe ucraniano, Viktor Shokin, quien una vez investigó a Burisma, fuera despedido como condición previa para la ayuda internacional en 2016 cuando el entonces vicepresidente era el hombre clave de la administración de Obama en Ucrania.

Si bien la eficacia de Shokin en la lucha contra la corrupción en Burisma — o, de hecho, en cualquier lugar de Ucrania — era cuestionable en el mejor de los casos, el alarde de Biden dejaba en claro que, si Hunter Biden formaba parte del directorio de una importante empresa ucraniana, involucrarse en la política del país era un masivo conflicto de intereses.

Entonces, como él dijo, no tenía idea de lo que estaba haciendo su hijo. Esa es una buena excusa, a menos que, por supuesto, haya correos electrónicos como este.

Como señaló el Post, no estaba claro quién asistió realmente a la cena. Sin embargo, el hecho de que Hunter Biden recibió un correo electrónico al día siguiente de uno de los invitados agradeciéndole por la oportunidad de conocer a su padre sugiere que el Biden mayor estaba presente.

Imagínate, si me haces el favor, que Donald Trump Jr. tuviera una sinecura como la de Hunter Biden en Burisma. Si organizara una cena con su padre, el presidente, para reunirse con algunos de sus socios comerciales — “ostensiblemente” para hablar sobre seguridad alimentaria. Uno de esos asociados le enviara un correo electrónico al día siguiente agradeciéndole por la oportunidad de conocer al padre de Don Jr.

¿Crees que la reacción de los medios de comunicación sería no darle importancia o ignorarlo?

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí