Traducido de NaturalNews.com por Tierrapura.org

Investigadores estadounidenses han desarrollado un nuevo método de control mental que suena extrañamente similar a lo que algunos sospechan que contienen las «vacunas» del coronavirus de Wuhan (Covid-19).

Utilizando la ingeniería genética, los científicos «Frankenstein» habrían desarrollado una proteína modificada genéticamente (OMG) conocida como «Magneto» que permite controlar a distancia los comportamientos y las funciones cerebrales.

Magneto fue diseñado para activar un grupo específico de células nerviosas dentro del cuerpo, y esta activación puede hacerse a distancia, ¿quizás desde una torre 5G?

La afirmación superficial es que la tecnología es necesaria para estudiar el impacto del cerebro en el comportamiento. La teoría de la madriguera, sin embargo, es que la tecnología permite el control mental masivo.

Sabemos por las investigaciones publicadas que Magneto se introduce en el cuerpo a través de una inyección viral, ¿te suena?

La tecnología fue desarrollada en 2016 por investigadores de la Universidad de Virginia en Charlottesville, y se probó insertando un virus en el cerebro de mamíferos de prueba.

Estos cerebros fueron posteriormente disecados y analizados, tras lo cual se descubrió que emitían una fluorescencia verde.

Esta tecnología «resplandeciente» suena extrañamente similar a la enzima «luciferasa» patentada por el multimillonario eugenista Bill Gates para acompañar las inyecciones del Virus Chino que pronto llegarán a los microchips.

En otro experimento, los investigadores insertaron Magneto en el estriado de ratones de «comportamiento libre». El cuerpo estriado contiene neuronas productoras de dopamina que intervienen en la recompensa y la motivación.

Los animales inyectados se colocaron en un aparato dividido en dos secciones: magnetizada y no magnetizada. Los ratones que expresaban Magneto pasaban mucho más tiempo en la zona magnetizada que en la no magnetizada.

¿Las personas vacunadas con imanes pegados a los brazos han sido inyectadas con Magneto?

La razón por la que los ratones magnetizados disfrutaban estando en la zona magnetizada es que sus cerebros habían sido modificados genéticamente a través de la inyección viral para producir dopamina de esa manera. En otras palabras, los ratones se sentían «felices» y «recompensados» al estar junto a los imanes.

Teniendo en cuenta las últimas noticias sobre imanes que se adhieren a las zonas de inyección de personas que han sido vacunadas recientemente, cabe preguntarse si las inyecciones del coronavirus de Wuhan (Covid-19) contienen Magneto, o algún derivado del mismo, que funciona de forma similar.

Si este es el caso, entonces las personas vacunadas se sentirán «felices» y «recompensadas» cuando estén en presencia de estímulos como torres de radiación 5G u otros puntos de control. Aquellos que están detrás de la campaña de inyección masiva tendrán teóricamente el poder y la capacidad de dirigir a los vacunados en una dirección u otra, engañando a sus cerebros para que liberen dopamina a la orden.

Mientras que los no vacunados seguirán ejerciendo su propia voluntad, los vacunados son ahora potencialmente peones en manos de los globalistas, que los controlarán externamente para sus propios fines nefastos.

Esta es la razón por la que muchos han estado advirtiendo que las inyecciones del Virus Chino deben ser evitadas a toda costa, sin mencionar el hecho de que reprograman permanentemente el ADN humano y convierten a los inyectados en abominaciones quimeras no humanas.

También existe la posibilidad muy real de que estas inyecciones estén sentando las bases de la marca bíblica de la bestia, o incluso que sean su encarnación. Aunque todavía no son obligatorias, ya podemos ver que se están sentando las bases para el «no trabajo, no servicio» en las escuelas, lugares de trabajo, tiendas de comestibles.

«Esto se impondrá a través de leyes que harán que la vacunación sea obligatoria», advirtió el doctor Pierre Gilbert durante una conferencia en 1995 que predijo sobre una próxima vacuna obligatoria que contenía cristales líquidos que, al ser expuestos a frecuencias magnéticas, convertirían a los receptores en «zombis».

«Y estas vacunas permitirán controlar a la gente».

Los opiniones e ideas expresadas por el autor de este artículo no representan necesariamente la posición de Tierra Pura. TP no obtiene un beneficio o interés personal con estas publicaciones, sino que solo busca informar y espera que los lectores ejerzan el discernimiento, amplíen su mente y desarrollen un pensamiento crítico y recto.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí