Traducido de NewsPunch.com por Tierrapura.org

La mayor congregación cristiana de Suecia ha publicado una polémica y contradictoria carta abierta en la que anuncia que es «trans».

Una diócesis de la Iglesia de Suecia publicó una declaración en la que se declaraba transgénero al tiempo que condenaba a los medios de comunicación, a los grupos cristianos de derechas y a las feministas por la supuesta discriminación de las personas con identidades de género diferentes.

La declaración proclama que «nadie puede despojarte de tu identidad de género y de tu dignidad humana» y que Dios y la Iglesia de Suecia abrazan «la humanidad en todos los colores del arco iris».

Lo que se olvidó de mencionar la denominada iglesia trans que su nueva identificación contradice totalmente las enseñanzas de Dios, y la biblia, pilares de su institución. Al menos claro que ya no siguen las enseñanzas sobre las cuales crearon su “fe”.

RT Informa: Publicada en el sitio web de la diócesis de Vasteras, la declaración, titulada «Carta personal para ti que eres trans», afirma que la iglesia nacional luterana podría identificarse como transgénero debido a la diversidad de sus sacerdotes, empleados y feligreses. 

«Te escribimos desde una iglesia que también es trans», comienza la carta. «Una iglesia está formada por personas. Las personas son diferentes. Entre nuestros miembros se encuentran los fieles, empleados, eclesiásticos, representantes elegidos, organizaciones sin ánimo de lucro y otros feligreses que se definen como personas trans. La iglesia también está formada por personas trans. Por lo tanto, la iglesia podría describirse como trans».

La declaración lamenta cómo las personas trans han sido objeto de «palabras y acciones» de «los lados más oscuros de la humanidad» y pide «un amplio feminismo solidario que luche contra las estrechas normas de género».

La carta procede a comparar la difícil situación de las personas transgénero con una historia de la Biblia sobre una esclava explotada que es expulsada al desierto por sus crueles amos. 

Lea también: Torturas psicológicas, violación grupal y trabajo esclavo: el infierno que vivió una mujer china

Redactada por seis miembros de la Iglesia, cuatro de ellos sacerdotes, la carta parece dividir a los suecos. Algunos aplaudieron la declaración por considerarla inclusiva y una prueba de los valores progresistas de la Iglesia, de los que tanto se habla. 

Otros criticaron a la Iglesia por convertirse en «una guarida para los activistas de izquierda» y dejar de lado las verdaderas enseñanzas cristianas.

La Iglesia nacional sueca ha adoptado en el pasado polémicas posturas en materia de género y sexualidad. La iglesia ya había revelado sus planes de actualizar sus cantos con un lenguaje más inclusivo y, en un incidente de gran repercusión, desveló un retablo que sustituía a Adán y Eva por parejas homosexuales, y también presentaba una serpiente transgénero.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí