Traducido de WesternJournal.com por TierraPura.org

Un experto cibernético que trabaja en el equipo de auditoría electoral de Arizona testificó el martes que pudo recuperar un directorio supuestamente borrado del servidor electoral del condado de Maricopa.

Ben Cotton, fundador de CyFir, una empresa de soluciones forenses digitales y de ciberriesgos, dijo a la presidente del Senado de Arizona, Karen Fann, y al presidente del Poder Judicial del Senado, Warren Petersen, que descubrió el directorio de archivos desaparecido mientras revisaba la Tabla Maestra de Archivos.

La MFT, explicó durante una reunión especial del Senado estatal, es un «registro de todos los directorios y los archivos que están contenidos en esa partición de dónde residen esos datos en el disco duro».

El directorio de la base de datos de la unidad D de la máquina «EMSPrimary» [Sistema de Gestión Electoral] había sido borrado, confirmó.

«En el curso de la realización de ese descubrimiento MFT, descubrí un MFT que indicaba claramente que el directorio de la base de datos había sido borrado de ese servidor», dijo Cotton.

A continuación, les dijo a Fann y Petersen que había podido recuperar los archivos con éxito.

«Todo esto, sin embargo, puede ser un punto discutible porque posteriormente, he sido capaz de recuperar todos esos archivos borrados. Y tengo acceso a esos datos», dijo Cotton.

En una carta dirigida a la Junta de Supervisores de Maricopa la semana pasada, Fann planteó la cuestión de los archivos borrados.

La junta directiva respondió con su propia carta a Fann el lunes.

La junta ofreció que la razón por la que los archivos aparecieron como borrados es que «el Departamento de Elecciones apagó el servidor para empacarlo y prepararlo para su entrega al Senado».

«En ningún momento se borró ningún dato al apagar el servidor y embalar el equipo».

Los funcionarios reiteraron: «El condado de Maricopa le proporcionó el servidor real de Dominion como lo ordena su citación y no transferimos ni borramos de ese servidor ningún dato de las elecciones generales de 2020 que fuera objeto de su citación.»

«Ahora nos han devuelto ese servidor. Evidentemente, sus «auditores» hicieron una copia de ese servidor y están realizando su análisis en la copia», continuaba la carta.

Además, la junta se negó a entregar los routers del condado que los auditores habían solicitado para garantizar que los tabuladores de votación no estuvieran conectados a Internet durante las elecciones.

La carta citaba la preocupación por la seguridad de que la información sensible contenida en los routers cayera en manos equivocadas.

Lea también: «Discrepancias significativas» descubiertas en la auditoría de Arizona: diferencia de hasta el 17,5% en las boletas, «probablemente Joe Biden NO ganó»

Los miembros de la junta cerraron su carta, también firmada por el registrador republicano del condado de Maricopa, Stephen Richer, y el sheriff demócrata del condado de Maricopa, Paul Penzone, pidiendo el cese de la auditoría.

«Usted, Presidente del Senado Fann, es el único que tiene el poder de ponerle fin inmediatamente. Le imploramos que reconozca la verdad obvia: sus ‘auditores’ están muy por encima de sus posibilidades», escribieron.

Cotton abordó directamente la explicación de la Junta de que el directorio aparentemente borrado se debía a que el sistema estaba apagado antes de ser entregado al Senado.

«Seguimos un proceso de adquisición forense muy estricto en el que no encendemos un sistema si nos lo entregan apagado» antes de hacer una copia de la unidad, dijo.

Cotton añadió: «Hicimos una copia forense bit a bit de esa unidad en particular.

Pincha aquí para despertar