Fuente: Actuall.com

La organización provida ‘The Center for Medical Progress’ ha publicado recientemente un nuevo vídeo que documenta varios experimentos impactantes y terribles patrocinados por el gobierno de Estados Unidos con fetos humanos abortados en la Universidad de Pittsburgh. Fetos que fueron suministrados por la multinacional abortista Planned Parenthood.

‘The Center for Medical Progress’ está dirigido por el periodista de investigación David Daleiden, católico, quien fue condecorado por HazteOir.org en el año 2017 por sacar a la luz el tráfico de fetos abortados que practica la multinacional del aborto Planned Parenthood y que llevó a juicio a las más importantes directoras de centros de abortos quienes renocieron los hechos bajo juramento. En el canal de Youtube de la organización provida pueden verse todos estos testimonios.

[embedded content][embedded content]

La información nueva que ha sacado ahora a la luz Daleiden, es aún más siniestra si cabe y demuestra que la Universidad de Pittsburgh alberga algunos de los experimentos más aberrantes que se han llevado a cabo con bebés humanos abortados.

Por ejemplo, un experimento con cuero cabelludo de fetos abortados de 5 meses injertados en lomos de ratas de laboratorio obtuvo una beca de investigación de un millón de dólares de la oficina del NIAID (Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas) que dirige el doctor Anthony Fauci.

También se demuestra la extracción de hígados de los bebés abortados con una técnica que procura que nazcan vivos porque es necesario para quitarles el órgano en mejores condiciones y matarles cuando ya han nacido. Esta aberración recibió casi tres millones de dólares del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés) que son parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos; se trata de la agencia de investigación médica más importante del país.

Además, el NIH destina anualmente 1,4 millones de dólares a la Universidad de Pittsburgh para que se convierta en un centro de distribución de riñones fetales abortados y otras partes del cuerpo fetal para proyectos financiados por el NIH en todo el país. 

Estas prácticas han estado ocurriendo durante décadas, muchas veces con bebés nacidos vivos durante los abortos. The Center for Medical Progress muestra ahora también un metraje de archivo sobre los experimentos antiguos, filmado en la década de 1950 por el doctor Davenport Hooker quien obtuvo fetos vivos procedentes de abortos en el Hospital de Pittsburgh con la finalidad de poner a prueba los reflejos de los fetos hasta que morían.

David Deleiden ha hecho público ahora también un documento del testimonio de una joven anestesista en 1972 que vió fetos vivos de abortos siendo empaquetados en hielo que todavía se movían y trataban de respirar que luego eran llevados con prisa a algunos laboratorios. 

Algunos directores y médicos abortistas que trabajan en Planned Parenthood fueron entrenados en la Universidad de Pittsburgh para perfeccionar sus técnicas. 

Estos son los hechos delictivos que muestran los documentos que ha desvelado el Center for Medical Progress: 

  1. La multinacional de aborto Planned Parenthood provee de fetos a la Universidad de Pittsburgh que envía en cajas.
  2. La Universidad de Pittsburgh usa esos fetos para obtener importantes subvenciones de NIH.
  3. La Universidad de Pittsburgh envía de vuelta importantes cantidades de dinero a Planned Parenthood.

Todo comienza a parecer un intercambio monetario y de servicios sospechosamente ilegal con tráfico de fetos abortados o partes de sus cuerpos. Y todo, financiado por los contribuyentes de Estados Unidos.  

The Center for Medical Progess hace un llamamiento para que los ciudadanos llamen a sus representantes políticos en Pensilvania para exigir respuestas y a la Universidad de Pittsburg y a la organización abortista Planned Parenthood para exigirles responsabilidades.

Pincha aquí para despertar