Fuente: El Diestro

Nos estamos enterando de todo esto que está sucediendo con las vacunas a través de redes sociales y los casos son cada vez más dramáticos.

En este caso un hombre va a demandar a una empresa porque obligó a su mujer de 23 años que, además, estaba embarazada a vacunarse. Y la vacuna, como sucede con demasiada frecuencia se convirtió en tragedia. El bebé que estaba esperando sufrió un ataque al corazón en el útero y murió a los 42 minutos de recibir la vacuna.

La madre, de tan solo 23 años, falleció a los seis días de vacunarse. Descansen en Paz los dos.

“Mi sobrina es enfermera obstetra / ginecóloga certificada y partera. Ha rogado a sus pacientes que no tomen los dardos venenosos. Perdió una paciente de 23 años y su feto de 30 semanas porque la madre se vio obligada a aceptarlo o perder su trabajo. No voy a entrar en detalles pero el bebé tuvo un infarto en útero y murió 42 minutos después. mamá murió 6 días después de sepsis”.

Están saliendo algunos estudios de médicos valientes, de los cuales nos haremos eco próximamente, que indican que la tasa de mortalidad por la vacunación es de una persona por cada 700 personas vacunadas. Como comprenderán esta tasa de mortalidad es enorme y demuestra que merece más la pena sufrir un contagio e inmunizarte de forma natural que vacunarte, puesto que los riesgos son menores.

Nos indigna sobremanera esa gente que se vacuna y presume de ello en las redes sociales como porque no les ha pasado nada, hay muchos periodistas que lo están haciendo. Nos parece completamente ridículo porque solo faltaría que la vacuna provocara la muerte de cada persona vacunada de forma inmediata.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí