Traducido de TheGatewayPundit.com por Tierrapura.org

Un científico militar chino sospechoso de participar en la creación de COVID-19 es elegido como miembro de la Academia Americana de Microbiología

En febrero de 2021, Shibo Jiang fue elegido como miembro de la Academia Americana de Microbiología.

Shibo Jiang, actualmente profesor y director del Instituto de Microbiología Médica de la Universidad Fudan de Shanghái, obtuvo su maestría y su doctorado en la Primera y la Cuarta Universidad Médica del Ejército Popular de Liberación (EPL).

Entre 1987 y 1990, recibió su formación posdoctoral en la Universidad Rockefeller de Nueva York, en gran parte gracias a la financiación del VIH/sida proporcionada por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) del Dr. Anthony Fauci.

Durante casi veinte años, Shibo Jiang ha trabajado en el Instituto de Investigación Lindsley F. Kimball del Centro de Sangre de Nueva York o ha estado asociado a él.

Desarrolló una extensa red de investigación en colaboración con otros importantes laboratorios de investigación de virus de Estados Unidos y recibió más de 17 millones de dólares en subvenciones de investigación estadounidenses, la gran mayoría procedentes del NIAID de Fauci.

Durante todo ese período, Shibo Jiang mantuvo una amplia colaboración de investigación con los laboratorios del EPL, descrita en detalle aquí, mientras que simultáneamente invitaba a su laboratorio estadounidense y entrenaba a científicos vinculados al ejército chino.

Tras el inicio de la pandemia de SARS en noviembre de 2002, originada en Foshan (Guangdong, China), el EPL y Shibo Jiang desempeñaron un papel destacado en la investigación sobre el coronavirus humano.

Gran parte del trabajo se centró en la unión de los segmentos S1 y S2 de la proteína de la espiga y en cómo era escindida por las enzimas humanas como iniciador de la entrada del virus en las células humanas.

Estos estudios acabaron por revelar el origen de COVID-19 en el laboratorio.

En 2005, Shibo Jiang, junto con sus colegas científicos militares Yuxian He y Yusen Zhou, del Laboratorio Estatal Clave de Patógenos y Bioseguridad, del Instituto de Microbiología y Epidemiología de Pekín, de la Academia de Ciencias Médicas Militares de Pekín (China), afirmaron que no se había observado escisión entre los componentes S1 y S2 del primer virus del SRAS.

En 2007, el mismo grupo de investigadores militares dirigido por Shibo Jiang concluyó que la separación, de hecho, se producía en el primer virus del SARS y que estaba correlacionada con la infectividad.

A pesar de tener el inocuo título de «Expresión simultánea de anticuerpos mostrados y segregados para el examen de anticuerpos», Shibo Jiang y su colega Shuwen Liu, con formación militar, demostraron la inserción artificial de un sitio de división polibásico de furina similar al que se encuentra en el virus COVID-19.

Ese estudio fue financiado directamente por el gobierno chino y una empresa privada de biotecnología china, mientras que Shibo Jiang también estaba siendo financiado por el NIAID de Fauci.

No existe una vía evolutiva natural identificada para la presencia del lugar de separación polibásica de la furina que se encuentra en COVID-19. Tuvo que ser insertado artificialmente.

Shibo Jiang no es el único científico del Partido Comunista Chino que ha sido elegido miembro de la Academia Americana de Microbiología, algunos de los cuales tienen amplios vínculos con el ejército chino o son sospechosos de estar involucrados en la creación de COVID-19, en particular, la «dama murciélago» Zheng-Li Shi del Instituto de Virología de Wuhan.

Pincha aquí para despertar