Fuente: elamerican.com

Muchos políticos continúan haciendo promesas progresistas con el fin de llegar a la comunidad latina. Sin embargo, Emmanuel Rincón en su programa semanal, Cultural War, explica cómo los hispanos han cambiado su manera de ver la política. Aseguró que los latinos ya no quieren depender del Estado, sino que cada vez quieren ser más libres y tener la posibilidad de construir sus propias riquezas sin la intromisión de los grandes Estados.

[embedded content][embedded content]

«Muchos hispanos aborrecen los Estados paternalistas porque han comprendido que el camino hacia la responsabilidad individual es el que genera mayores beneficios para todos. El futuro para esta comunidad es bastante prometedor. El latinoamericano se está cansando de ser el estúpido en la historia, de ser atropellado por los gobernantes y de alimentar con su trabajo a los burócratas. Ya no más paternalismo ni promesas vacías», dijo Rincón.

De igual manera, aseguró que a los ciudadanos latinos en Estados Unidos los han intentado convencer con ideas progresistas de que el Estado es capaz de resolver sus vidas al redistribuir las riquezas. Sostuvo que ese discurso de lucha de clases y socialismo no genera emociones en gran parte de la comunidad hispana, pues ellos precisamente han escapado de países que han sido arruinados por la implementación de políticas colectivistas.

Rincón detalló que, por ejemplo, en el ala socialista más radical de los demócratas se llegó a prometer la abolición del capitalismo. A pesar de estos esfuerzos, el resultado no ha sido positivo, pues una buena parte de la comunidad hispana no apoya a los políticos que utilizan el poder del Estado para amenazar a los productores de riqueza para «vivir como reyes de los recursos que sustraen a los ciudadanos a través de impuestos, confiscación o expropiaciones».

«Millones de latinoamericanos han experimentado esta trágica situación en sus países de origen en el pasado. Tuvieron que huir y dejar atrás a sus familias. La redistribución de las riquezas, la sustracción de los recursos de unos para darle a otros terminó empobreciéndolos a todos menos a los gobernantes y su grupo de amigos», señaló.

Comunidad latina quiere libertad sin promesas progresistas

Asimismo, explicó que los hispanos que han emigrado detestan sentirse a merced de los políticos de turno, no les interesa las políticas de oprimidos y no quiere un Estado benefactor que le resuelva todo. Indicó que los latinos solo quieren tener libertad, sin Gobierno que le digan qué pensar y solo se dedique a velar porque se respeten los derechos de sus ciudadanos.

«El latinoamericano estúpido ha dejado de serlo. Atraído en el pasado por este discurso revanchista, ha aprendido la lección. Ya no quiere que lo sigan tratando de incapaz, de inútil, de parásito de la clase gobernante. Ahora se quiere valer por sí solo».

Lea también: Presa del pánico ante pérdida del apoyo latino en 2020, la izquierda lanza campaña mediática de 22 millones de dólares

Finalmente, Rincón detalló que la comunidad latina se ha convertido en la principal impulsora de la economía americana. Esto a pesar de ser una minoría: «Es la que más emprende y es una de las mayores generadoras de riquezas de Estados Unidos. El hispano es emprendedor por naturaleza. Muchos vienen al país no solo con la intención de trabajar para alguien más, sino también de formar sus propios negocios».

Pincha aquí para despertar