Traducido de BigLeaguePolitics.com por Tierrapura.org

Twitter permite a China utilizar cuentas falsas para promover regularmente la propaganda comunista, según ha demostrado un informe de Associated Press.

Liu Xiaoming, que fue embajador de China en el Reino Unido, ha construido una poderosa cuenta de Twitter basada en el uso de cuentas falsas. Acumuló 119.000 seguidores para promover la diplomacia china del «guerrero lobo» en la plataforma.

«Tal y como yo lo veo, existen los llamados «guerreros lobo» porque hay «lobos» en el mundo y se necesitan guerreros para luchar contra ellos», escribió Liu, que ahora es Representante Especial de China para Asuntos de la Península de Corea, en un tuit publicado en febrero.

Liu recibió la asombrosa cifra de 43.000 retweets desde junio de 2020 hasta febrero de 2021. AP se unió al Oxford Internet Institute para descubrir que un «ejército» de cuentas falsas está impulsando la propaganda de Liu en la plataforma tecnológica. Llevaron a cabo una investigación de siete meses para rastrear el alcance de las redes sociales artificiales de China.

«Hay un cambio continental sísmico, lento pero grande, en las narrativas», dijo el profesor titular de la Universidad de Queensland, Timothy Graham, especializado en la investigación de las redes sociales. «Dirigirlo sólo un poco en el tiempo, puede tener un impacto masivo».

La investigación ha demostrado que Twitter está haciendo poco o nada para detener la operación de propaganda de China. Ofrecieron solo medidas simbólicas después de ser alertados sobre la investigación.

«Seguiremos investigando y actuando sobre las cuentas que infrinjan nuestra política de manipulación de la plataforma, incluidas las cuentas asociadas a estas redes», dijo un portavoz de Twitter en un comunicado. 

«Si tenemos pruebas claras de operaciones de información afiliadas al Estado, nuestra primera prioridad es hacer cumplir nuestras normas y eliminar las cuentas que tengan este comportamiento. Cuando nuestras investigaciones finalizan, revelamos todas las cuentas y contenidos en nuestro archivo público», añadieron.

Mientras Twitter se desentiende de las sofisticadas operaciones de propaganda de China, reprime sistemáticamente a los conservadores por difundir la verdad sobre cuestiones clave como el fraude electoral.

Big League Politics ha denunciado que Twitter censura las pruebas de fraude electoral para ocultar la realidad a las masas:

«La periodista Cassandra Fairbanks ha informado de que Twitter la suspendió por publicar pruebas de que una furgoneta electoral de la ciudad entregó cajas de papeletas entre las 3:30 y las 4:30 de la madrugada en un centro de procesamiento de Detroit en la mañana del 4 de noviembre de 2020.

El medio de Fairbanks, The Gateway Pundit, ha obtenido imágenes de vigilancia del TCF Center de Detroit, que es donde se procesaban las papeletas de voto en ausencia durante el proceso electoral. Después de examinar las imágenes, Fairbanks encontró una imagen de la furgoneta que se describió en declaraciones juradas como llevando decenas de miles de papeletas a las instalaciones a altas horas de la noche.

Lea también: El mundo se está dando cuenta del genocidio del PCCh contra los practicantes de Falun Dafa

«Twitter me ha suspendido por publicar vídeos de la entrega de cajas en las instalaciones de recuento de votos en Detroit a las 3:30 y 4:30 de la madrugada», escribió en un post en la aplicación de mensajería encriptada Telegram.

No se han dado respuestas sobre por qué se retuvieron las papeletas durante tantas horas, ya que debían entregarse antes de las 8 de la tarde. Decenas de candidatos y trabajadores electorales fueron privados de sus derechos, y al día siguiente se instauró un régimen tipo Gestapo mientras se procesaban las papeletas.

Así es como Biden «ganó» el estado de Michigan, y los líderes demócratas del estado han infligido una campaña de terror contra los denunciantes y los funcionarios electos con poder para investigar o anular el robo. Ahora, Twitter está tratando de censurar la verdad que reivindicaría a los denunciantes que lo han arriesgado todo para decir la verdad sobre el fraude electoral que ocurrió en noviembre».

Twitter y otros monopolios de las grandes tecnologías están permitiendo el dominio de China en el mundo al ayudar al PCCh a dar forma a la narrativa. Tienen que ser reducidos a su tamaño antes de que el Gran Hermano sea ineludible.

Pincha aquí para despertar