Fuente: es.sott.net

Desde el año pasado, he investigado y escrito todo lo que he podido para ayudarlo a tomar control de su salud, ya que los medios de comunicación solo generan miedo y los políticos corruptos han destruido las vidas y formas de subsistencia para establecer el control global de la población mundial, al utilizar la pandemia del COVID- 19 como su justificación. A pesar de todo, no he cedido ante estos implacables ataques. He tenido confianza y deseo poder defenderme en los tribunales.

Por desgracia, las amenazas ahora son muy personales y se han intensificado hasta el punto de que ya no puedo conservar gran parte de la información e investigación que les he proporcionado. Por lo tanto, gran parte de la información de mi sitio web se eliminará de forma permanente.

Desde el año pasado, he investigado y escrito todo lo que he podido para ayudarlo a tomar control de su salud, ya que los medios de comunicación solo generan miedo y los políticos corruptos han destruido las vidas y formas de subsistencia para establecer el control global de la población mundial, al utilizar la pandemia del COVID-19 como su justificación.

Lea también: Dr. Mercola: La vacunación contra la influenza está vinculada a tasas más altas de muerte por COVID

También le he informado sobre grupos con dudosos intereses y que son respaldados por multimillonarios, tal como es el caso del Centro para la ciencia en el interés público (CSPI, por sus siglas en inglés), socio de la Alianza para la Ciencia de Bill Gates, quienes han liderado campañas destinadas a destruir mi reputación y censurar la información que comparto.

Otros atacantes incluyen al portal HealthGuard, que clasifica los sitios de salud de acuerdo con un conjunto de «criterios de credibilidad». Este portal ha intentado desacreditar mi sitio web al lograr que cada vez aparezcan más advertencias cuando busca mis artículos o cuando ingresa a mi sitio web desde un navegador de Internet.

Crearon asociaciones de ataque bien organizadas

HealthGuard es un servicio especializado de NewsGuard y está financiado por la empresa de relaciones públicas Publicis Groupe, la cual es financiada por la industria farmacéutica. Publicis, a su vez, es socio del Foro Económico Mundial, que lidera el llamado «Gran Reinicio» de la economía global y una reestructuración completa de nuestro estilo de vida.

HealthGuard también está asociada con la compañía Microsoft y con sitios web de publicidad de medicamentos como WebMD y Medscape, así como con el Center for Counter Digital Hate (CCDH).

Lea también: Máquina de exterminio desenmascarada: Por qué los vacunados enferman a las personas sanas, un documento de Pfizer admite que los vacunados «propagan partículas infecciosas»

El CCDH publicó una lista negra en la cual me nombra como una de las 12 principales personas responsables del 65 % de la desinformación sobre vacunas en las redes sociales, razón por la cual ellos consideran que me deben eliminar y silenciar por el bien público. En una carta del 24 de marzo del 2021, dirigida a los directores ejecutivos de Twitter y Facebook, 12 procuradores generales pidieron que se eliminaran nuestras cuentas de estas plataformas con base en el informe de la CCDH.

Dos de esos procuradores generales también publicaron un artículo de opinión el 8 de abril del 2021 en el diario The Washington Post, donde le solicitan a Facebook y Twitter que censuren a las personas «antivacunas» identificadas por la CCDH. Según ellos, la falta de aceptación de la nueva tecnología de terapia génica se debe a que un pequeño grupo de personas con presencia en las redes sociales engaña al público con mentiras sobre los riesgos inexistentes de las vacunas.

«La solución no es complicada. Es momento de que el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, y el director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, cierren este círculo tóxico y eliminen por completo al pequeño grupo de personas que difunden esta información errónea y fraudulenta», escriben.

Los políticos financiados por la industria farmacéutica y las agencias de salud secuestradas por la industria farmacéutica también me atacaron y presionaron a los monopolios tecnológicos para que me censurarán y eliminarán, ya que de esa forma terminarían con mi capacidad para expresar mis opiniones y hablar de forma libre.

La razón por la que eliminaré contenido importante

Me he negado a ceder ante estos grupos criminales y sus implacables ataques. Estoy tranquilo y dispuesto a defenderme en el tribunal de justicia, ya que algunos de los mejores abogados del país analizaron el caso.

Por desgracia, las amenazas ahora son muy personales y se han intensificado hasta el punto de que ya no puedo conservar gran parte de la información e investigación que les he proporcionado hasta ahora. Estas amenazas no son legales, pero son tan impactantes como lo que se podría esperar de las personas que reciben apoyos de poderosos multimillonarios.

No puedo dar más detalles en este momento, así que tenga paciencia mientras la situación se tranquiliza.

Por lo tanto, gran parte de la información en mi sitio web relacionada con el COVID-19 se eliminará de forma permanente. Una vez más, estamos presenciando la destrucción de la libertad de expresión. Se desvaneció de los Estados Unidos.

Por desgracia, también debo eliminar mi estudio revisado por pares titulado «Evidence Regarding Vitamin D and Risk of COVID-19 and Its Severity» de mi sitio web, pero permanecerá en la revista Nutrients, que aún puede obtener de forma gratuita en el sitio web de la revista.

El protocolo de tratamiento hospitalario MATH + para el COVID-19 y el iMASK + de prevención y para pacientes ambulatorios con COVID-19, ambos basados en el uso de vitaminas C, D, quercetina, zinc y melatonina, están disponibles en el Sitio web de Front Line COVID-19 Critical Care Alliance. Le sugiero que guarde estas fuentes para referencia futura.

Lea también: Protocolo de tratamiento de Covid-19 del Dr. Vladimir Zelenko

Me duele tener que eliminar tanta información valiosa de mi sitio web. Como señaló el Dr. Peter McCullough, durante una audiencia reciente del Comité de Salud y Servicios Humanos del Senado del estado de Texas, los datos demuestran que el tratamiento a tiempo podría haber evitado hasta el 85 % (425 000) de las muertes por COVID-19. Sin embargo, censuraron y eliminaron los primeros tratamientos.

McCullough, además de ser cardiólogo y profesor de medicina en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas A&M, también publicó una gran cantidad de artículos y fue editor de dos importantes revistas médicas. A pesar de eso, YouTube prohibió en el año 2020 un vídeo en el que analizó un artículo donde detalló tratamientos efectivos.

«No es de extrañar que hayamos tenido 45 000 muertes en Texas. ¡La persona promedio en Texas piensa que no existe un tratamiento!» McCullough le dijo al panel del Senado. De hecho, lo único que las personas necesitan es más información que detalle cómo pueden proteger su salud. Pero en realidad no hay mucho que puedo hacer para protegerme de estos ataques.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí