Traducido de TheNatonalPulse por TierraPura.org

Varios investigadores utilizados por los principales medios de comunicación corporativos para desmentir las afirmaciones de que el COVID-19 se originó en el Instituto de Virología de Wuhan han asistido previamente a eventos o han aceptado premios del controvertido laboratorio, según ha revelado The National Pulse. 

Los vínculos de los investigadores con el Partido Comunista Chino,que suponen un claro conflicto de intereses, se omiten en los informes de los medios de comunicación, que en cambio presentan a los científicos como adjudicadores imparciales de los orígenes del COVID-19.

En marzo de 2020, el Dr. Joseph Fair, colaborador científico de la NBC, pidió a la administración Trump que «dejara de culpar a China» por el brote del virus, a pesar de las crecientes pruebas incluso en ese momento, de que China estaba ocultando información y datos, y silenciando a los denunciantes.

Lea también: WUHAN-GATES – 36. “¿Accidente de laboratorio del SARS-Cov-2?”. US Intelligence y MIT Review validaron la teoría del virus artificial

El Dr. Fair calificó la teoría de la filtración en el laboratorio, ahora cada vez más generalizada, como una «conspiración».

Fair habló en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) en 2013, según puede revelar The National Pulse.

«Durante la visita, asistió al «Foro de élite de Ge Hong» y presentó un excelente informe académico titulado «Investigación de contención de nivel 4 de bioseguridad y biología recombinante: cómo los avances en biología molecular pueden hacer avanzar el diseño de productos in vitro». Numerosos profesores y estudiantes, entre ellos el director Chen Xinwen e investigadores como Hu Zhihong y Wei Hongping,

Lea también: El escándalo de ocultar la responsabilidad del régimen chino en el origen del Covid-19

«El Dr. Joseph Fair se dedica ahora al trabajo de diagnóstico rápido de virus virulentos para el GVFI y espera cooperar con el Instituto en el campo de la investigación pertinente en el futuro», añade la descripción.

La cuenta de Twitter de Fair también contiene publicaciones en las que describe a los investigadores del WIV como «colaboradores«, «colegas» y amigos«, y añade: «He disfrutado mucho trabajando con ellos durante estos años.»

Fair ha elogiado la «apertura de los laboratorios con respecto a compartir datos» a pesar de que el instituto borró 16.000 muestras de virus a finales de 2019 y continuó haciéndolo durante toda la pandemia.

El Dr. Ian Lipkin, que ha visto cómo sus afirmaciones de que «no hay pruebas que sugieran que [el COVID-19] fue creado en un laboratorio» han sido amplificadas por medios como CBS y USA Today, también habló en el WIV, en 2015.

«Había dado un excelente informe sobre «Caza menor», que presidió la profesora Zhengli Shi, a los profesores y estudiantes de nuestro instituto», reveló un resumen del WIV. La visita desenterrada se produce después de los informes de National Pulse en los que se destaca que Lipkin recibió premios del Partido Comunista Chino y se describió como «consultor» del régimen comunista.

Elodie Ghedin, otra investigadora que asistió a una conferencia de WIV en 2016, apareció en 60 Minutes para reforzar las teorías de que los orígenes del COVID-19 pueden rastrearse en un mercado húmedo de Wuhan.

Lea también: La ubicación del origen de la pandemia es entre dos instalaciones de guerra biológica de China en Wuhan

«La gente ha estado diciendo que es un virus manipulado. Y no lo es. Y lo sabemos mirando la información genética, mirando el código. Y el código dice mucho».

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí