Traducido de News Punch por Tierrapura.org

Black Lives Matter se ha vuelto finalmente contra el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La izquierda se está comiendo a sí misma.

Un tuit publicado por la cuenta oficial de BLM el martes criticó a la administración Biden por las normas federales que permiten a las agencias de policía recibir equipo militar excedente.

Lea también: Detenidos dos médicos y un periodista en Uruguay por criticar las absurdas medidas ordenadas con la excusa del virus [VIDEO]

«Biden está enviando actualmente más equipo militar a nuestros barrios que Trump. Has leído bien», dijo Black Lives Matter en su tuit.

«Nuestras comunidades están siendo aterrorizadas a un ritmo mayor de lo que habían sido bajo Trump», añadió el tuit.

Informa Westernjournal.com: En su página web, Black Lives Matter explicó que quiere que se ponga fin a la política que permite a los departamentos de policía acceder a los excedentes de equipamiento militar bajo lo que se conoce como el programa 1033.

«Más de 7.000 millones de dólares han ido a parar a las fuerzas del orden desde su creación bajo la administración Clinton. De manera decepcionante, el flujo de equipo militar a la policía bajo el Programa 1033 se ha acelerado bajo la administración de Biden, y basado en informes recientes, la policía podría recibir aún más equipo militar bajo la administración de Biden que con la administración de Trump», dijo el sitio web.

«Ningún líder responsable debería aumentar las armas a las que tiene acceso la policía, y si el presidente Biden se preocupa por las innumerables personas negras que se manifestaron para ponerlo en el cargo, lo reconocería. Si queremos que el presidente Biden tome medidas rápidas antes de su centésimo día en el cargo (dentro de sólo 10 días), necesitamos que muchas voces se manifiesten de inmediato».

Lea también: El día que el escritor estadounidense William Cooper expuso la filosofía luciferina [VIDEO]

Black Lives Matter sugirió que existe una correlación entre la compra de equipos militares y las muertes de civiles, y repitió las antiguas afirmaciones de BLM de que los organismos policiales son racistas.

«Las armas y los equipos de tipo militar no tienen cabida en nuestras calles. No tienen cabida en nuestras comunidades ni en nuestras escuelas o campus. Especialmente no tienen cabida en manos de la policía, violentos defensores de la supremacía blanca que no tienen ninguna consideración por la vida de los negros», dice la página web.

«De un plumazo, el presidente Biden puede poner fin a la peligrosa práctica de permitir y mantener la supremacía blanca a través del Programa 1033».

Según datos de la Agencia Logística de Defensa analizados por Stephen Semler, del Instituto de Reforma de la Política de Seguridad, en el primer trimestre de 2021 se transfirieron 34 millones de dólares en equipo militar a las agencias policiales, la cifra más alta desde el primer trimestre de 2020.

Al evaluar el programa el año pasado, The Washington Post señaló que la mayoría de los excedentes militares obtenidos por las agencias policiales locales «son artículos mundanos como cafeteras, cables eléctricos y contenedores de carga».

También informaba de que también se obtenían «rifles, helicópteros y vehículos resistentes a las minas y protegidos contra emboscadas (MRAP)».

El ex presidente Barack Obama trató de limitar lo que las agencias policiales podían obtener a través de una orden ejecutiva de 2015, según la CNN.

«El equipo militarizado a veces puede dar a la gente la sensación de que hay una fuerza de ocupación, en lugar de una fuerza que forma parte de la comunidad que les protege y les sirve», dijo entonces Obama.

«Puede alienar e intimidar a los residentes locales y enviar el mensaje equivocado».

Trump revocó esa orden al asumir el cargo.

El jefe de policía de Houston, Art Acevedo, presidente de la Asociación Nacional de Jefes de Grandes Ciudades, dijo el año pasado que era lógico permitir que los agentes de policía de «una de las naciones más violentas del mundo libre civilizado» tuvieran acceso a equipos de tipo militar.

«No se trata del equipo, sino de la política adecuada para su uso», dijo Acevedo.

«Todo el mundo tiene que respirar profundamente y dejar de usar su emoción y dejar de pintar estos temas con brochas gordas».

Pincha aquí para despertar