Traducido de Big League Politics para Tierrapura.org

Un nuevo medicamento está empezando a causar estragos en todo Estados Unidos.

Hollie McKay, de CNS News, cubrió el aumento del isotonitazeno y sus efectos nocivos en los Estados Unidos.

«En los últimos doce meses, he visto una serie de casos de sobredosis en los que la persona no responde en absoluto a la Naloxona, lo que nos hizo darnos cuenta de que no se trataba de fentanilo», observó un activista anti droga con sede en California. 

La referencia del activista a la naloxona es relevante, porque se trata de un spray nasal que se utiliza en personas con sospecha de sobredosis de fentanilo. Los paramédicos suelen considerarlo un medicamento milagroso, capaz literalmente de devolver la vida a las víctimas de sobredosis.

Lea también: Argentina: Los colegios privados organizan reclamos y sentadas para que no se suspendan las clases presenciales

«Y el fentanilo no aparecía en los análisis de sangre ni en los informes de las autopsias», continuó el activista, que mantuvo el anonimato. «Nos dimos cuenta de que se trataba de isotonitazeno»

Los esfuerzos estadounidenses por restringir la importación de fentanilo, que según McKay «es elaborado por los cárteles al sur de la frontera con ingredientes precursores enviados desde China, especialmente desde Shanghái», han incentivado a los narcotraficantes de China y México a desarrollar una droga sintética más letal que sigue siendo legal en Europa y Norteamérica.

En junio de 2020, la Administración para el Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Justicia clasificaron la «iso» como una droga de la Lista 1, lo que generalmente significa que «muy probablemente conducirá al abuso de drogas.» Curiosamente, el etonitazeno, un compuesto similar, es tratado como una sustancia controlada en Estados Unidos. Sin embargo, el iso sigue siendo «legal dado que su estructura difiere ligeramente y no se ha presentado ningún caso contra él».

«El isotonitazeno es otro opioide sintético mortal fabricado en laboratorios chinos que está contribuyendo a la escalada de las tasas de mortalidad en Estados Unidos», declaró Derek Maltz, antiguo agente que dirigió la División de Operaciones Especiales de la DEA. «Los servicios de inteligencia indican que el isotonitazeno está siendo vendido a través de Internet por los delincuentes transnacionales chinos y que están utilizando redes en Canadá también para importar drogas letales a los EE.UU.».

«Los cárteles están interesados en obtener grandes beneficios del narcotráfico, por lo que se prevé que distribuyan el iso al igual que el fentanilo», añadió. «Se trata de maximizar los beneficios con los cárteles. Como el isotonitazeno es mortal, esta es una tendencia muy peligrosa que está muy poco reportada.»

Hacia finales de 2019, el iso llegó a la escena de manera mortal, que McKay esbozó:

Lea también: El Papa Marxista: Francisco le dice a los cristianos que ‘compartir la propiedad privada no es comunismo’

El polvo amarillento comenzó a aparecer en pastillas falsas para el dolor, o mezclado con heroína o cocaína. Las sustancias químicas de la iso, según los expertos, suelen ser utilizadas por las empresas farmacéuticas y los científicos para desarrollar medicamentos eficaces para el tratamiento del dolor.

La iso no es una broma y es bastante letal. Un informe publicado por la revista Drug Testing and Analysis en 2019 reveló que el iso es considerablemente más peligroso que el fentanilo. McKay lo puso en perspectiva: «[El fentanilo] ya es 100 veces más fuerte que la morfina».

Maltz cree que debido a que la iso no tiene una reputación bien establecida en los Estados Unidos, los «grupos criminales transnacionales chinos están golpeando el sistema y aprovechando las leyes débiles y anticuadas de los Estados Unidos».

«Están fabricando estos compuestos mortales y enviandolos a clientes de varias partes del mundo», declaró. «Muchos estadounidenses han muerto y seguirán muriendo por ingerir estos opioides sintéticos letales. Las tasas de mortalidad ya están fuera de las listas y en niveles récord».

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en un periodo de 12 meses que terminó en julio de 2020, más de 81.000 personas sucumbieron a sobredosis de drogas, una cifra récord para un periodo de un año. Sin embargo, no hay cifras específicas de muertes causadas por «iso».

Un especialista en psiquiatría y medicina de las adicciones, el doctor Antonio De Filippo, sostiene que la iso causó al menos 40-50 sobredosis mensuales desde el verano de 2019 hasta el verano de 2020.

El auge de la iso muestra cómo los actores criminales chinos y mexicanos son capaces de encontrar formas de desarrollar caminos alternativos para transportar su contrabando a Estados Unidos. Ed Calderón, ex miembro de las fuerzas del orden mexicanas y una respetada autoridad en materia de narcotráfico, afirmó que se siguen utilizando diversas rutas para llegar a la frontera sur. Éstas van desde el uso de grandes túneles hasta el lanzamiento de drones y mulas con mochilas.

Incluso con el cierre de muchas rutas de suministro durante la pandemia, Calderón llamó la atención sobre cómo los sindicatos criminales chinos y mexicanos operan en Manzanillo, un puerto prominente a lo largo de la costa del Pacífico de México en el estado de Colima.

«China ha representado el principal proveedor directo o indirecto, legal o ilegal, y México se ha convertido en productor, distribuidor y país de tránsito del estupefaciente desde 2013», esbozó un informe de Fortress Risk Management, una empresa de seguridad y gestión de riesgos.

Fortress Risk Management amplió que este problema no desaparecerá pronto.

«México no cuenta con las capacidades logísticas que implican recursos humanos, técnicos, tecnológicos y financieros para poder inhibir el tráfico ilegal de opioides y en contraste», señaló el análisis de Fortress Risk Management. «China opera un alto volumen de exportaciones a diferentes países a través de millones de contenedores, lo que dificulta la inspección de cada uno de ellos».

No hace falta decir nada más sobre la incapacidad de México para mantener la estabilidad interna. Anteriormente, BLP cubrió la creciente cooperación entre actores mexicanos y chinos en la actividad del narcotráfico que inevitablemente aterriza en Estados Unidos.

Sin duda, la seguridad fronteriza en casa, y no que EE.UU. proporcione seguridad fronteriza a países extranjeros, debería ser la prioridad número uno de cualquier administración seria. El gobierno estadounidense ha dado prioridad a los intereses de los países extranjeros durante demasiado tiempo. Es hora de una clase política que realmente defienda el interés nacional, porque la salud y el bienestar de los estadounidenses dependen en gran medida de ello.

Pincha aquí para despertar