Tras el anuncio de la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires, las cámaras que nuclean a los colegios privados rechazaron la medida. Algunas instituciones y grupos de padres planean incluso presentar recursos de amparo para sostener la presencialidad y el lunes se esperan reclamos frente a las escuelas.

Una de las instituciones cuyos padres anunciaron una sentada a las 8 de la mañana del lunes es la Escuela Ort. Tanto en su establecimiento de Belgrano como de Almagro, las familias se congregarán para pedir la reapertura escolar.

“En función de las medidas dispuestas por el gobierno nacional, creamos este grupo de padres organizados de la escuela ORT para mostrar nuestro desacuerdo y exigir la presencialidad en las clases de nuestros hijos. Haremos una sentada en la puerta de la escuela y realizaremos otras acciones hasta que el gobierno nos escuche y modifique el DNU firmado el día de ayer”, informaron los padres.

Lea también: TOTALITARIO: El régimen chino lanza una línea telefónica para denunciar a los que critiquen al PCCh

Medidas similares se están gestando en distintos colegios privados de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Por caso, el Buenos Aires English High School organizó un abrazo al colegio con distanciamiento y carteles hechos por los mismos chicos reclamando continuar en la escuela.

En la misma línea, los padres de Scholem Aleijem difundieron un video con los chicos pidiendo por la continuidad escolar. “Presidente, queremos seguir en la escuela. Por favor, no cierre las escuelas”, se los escucha decir.

En la provincia de Buenos Aires, los padres de algunos colegios como el San Felipe y el Colegio Cardenal Pironia se manifestaron con bocinazos, aplausos y entonaron el himno hoy durante el ingreso de los chicos.

El colegio Tarbut convocó a un abrazo simbólico al establecimiento el lunes a las 9 en la sede de Olivos. “Queremos y necesitamos defender el derecho a la educación de nuestros hijos y los hijos de todos. Creemos que parte del proceso educativo de un niño implica también enseñarle a cuestionar lo que no le parece correcto y es lo que algunos padres estamos comenzando a hacer desde el colegio”, señaló Gabriela Wrobel de Padres Organizados Tarbut.

“El presidente aún no ha podido explicar a su pueblo cuales son los fundamentos científicos para prohibir la educación presencial como primera medida para combatir una pandemia. Lo que nosotros sí sabemos es que prohibir la educación presencial: interrumpe el proceso de aprendizaje causando daño emocional y neuronal, provoca falta de alimentación en muchos niños que necesitan comer y genera aún más desigualdad. Los padres no estamos capacitados para enseñarles a nuestros hijos. Ellos deben estar en las escuelas junto a nuestros hijos siguiendo y respetando todos los protocolos de cuidado establecidos. Ellos estudiando y nosotros trabajando”, agregó.

Una escuela incluso ya anunció que se rebelará y mantendrá las clases presenciales desde el lunes. Se trata del colegio Esseri, una institución de enseñanza privada ubicada en el límite entre las localidades platenses de Melchor Romero y City Bell. En un mensaje destinado a las familias, los directivos anunciaron que interpondrán los “instrumentos legales necesarios para hacer valer el derecho de cada niño y niña a su acceso a la educación y el respeto a su integridad como personas, siempre priorizando la responsabilidad en el cuidado de su salud”.

Lea también: El régimen comunista chino condena en Hong Kong al activista prodemocracia Jimmy Lai

Del mismo modo, otra institución de La Plata, el Colegio Patris comunicó a las familias “la continuidad educativa presencial el lunes en forma normal y habitual y apuntaron que están trabajando en un recurso de amparo que frene la medida oficial.

Todas las cámaras de colegios privados se manifestaron en contra de la medida dispuesta por Alberto Fernández. Consideran que no está basada en evidencia y reiteran que los contagios fueron muy bajos en el aula.

“Fue un baldazo de agua fría. Sinceramente, nadie esperaba escuchar algo así. Lo de las clases presenciales era algo que veníamos trabajando desde el año pasado y todo lo que iba a ocurrir ante una posible segunda ola estaba contemplado en las resoluciones 386 y 387 del Consejo Federal de Educación y tenía el consenso de los 24 ministros. Decía que sólo se iban a suspender las clases si había una evidencia epidemiológica sobre la incidencia de la presencialidad en los contagios”, explicó Martín Zurita, titular de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (AIEPBA), en una entrevista con Infobae.

Desde la Junta Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (COORDIEP), expresaron: “La experiencia acumulada demuestra que estamos preparados para dar continuidad a la escolaridad presencial en tiempos de pandemia sin apelar al cierre total y generalizado como única alternativa. La actual evidencia muestra una mínima incidencia de contagios en las aulas”.

En tanto, la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentina (ADEEPRA) señaló en un comunicado: “No deja de causar estupor en las comunidades educativas que ADEEPRA representa, la medida anunciada ayer por el Presidente de la Nación respecto de la suspensión de la actividad escolar hasta el 30 de abril próximo. Si el cierre continúa, estaremos frente a la amenaza de otro año perdido para muchos estudiantes, con las graves consecuencias socioeducativas que esta situación provoca”.

Pincha aquí para despertar