Fuente: verdadypaciencia.com

En un estudio, la Universidad de Tel Aviv ha descubierto que una variante sudafricana del coronavirus afecta 8 veces más a las personas vacunadas que a las no vacunadas.

El estudio muestra que la variante sudafricana del coronavirus (B.1.351) se ha encontrado 8 veces más en las personas vacunadas que en las no vacunadas.

Clalit Health Services, un importante proveedor de atención médica israelí, también contribuyó al estudio.

Lea también: Cómo la vacuna ARNm podría alterar la genética usando NANOTECNOLOGÍA [VIDEO]

«Hemos encontrado una tasa desproporcionadamente más alta de la variante sudafricana entre los vacunados con una segunda dosis, en comparación con el grupo no vacunado», dijo Adi Stern, de la Universidad de Tel Aviv.

«Esto significa que la variante sudafricana es capaz, hasta cierto punto, de romper la protección de la vacuna.»

Aproximadamente 400 personas que fueron vacunadas con BioNTech/Pfizer fueron observadas en este estudio. Estas personas habían contraído la variante del coronavirus. La observación fue luego comparada con el mismo número de personas no vacunadas e infectadas.

«Este es el primero en el mundo que se basa en datos del mundo real, mostrando que la vacuna es menos eficaz contra la variante sudafricana, en comparación con el virus original y la variante británica», dijo el profesor Ran Balicer, director de investigación de Clalit.

Lea también: Estos son todos los casos de muerte por vacuna que se han documentado en medios alternativos. Acceda a la información

Stern ha declarado que los resultados del estudio fueron una sorpresa.

«Basándonos en las tendencias generales de la población, habríamos esperado un caso de la variante sudafricana, pero vimos ocho», ha señalado Stern al Times of Israel.

«Obviamente, ese resultado no me hizo feliz.»

Y añadió: «Aunque la variante sudafricana rompe la protección de la vacuna, no se ha extendido ampliamente en la población».

«Estos resultados preliminares requieren una atención continua y sostenida a la propagación de esta cepa en Israel, destacando la necesidad de vigilancia epidemiológica y secuenciación sistemática, con el fin de contener la propagación de la variante sudafricana en Israel.»

La variante sudafricana representó menos del uno por ciento de todos los casos de COVID-19 en Israel, informó AFP, citando el estudio.

«Esto significa que la vacuna de Pfizer-BioNtech, aunque es altamente protectora, probablemente no ofrece el mismo nivel de protección contra la variante sudafricana (B.1.351) del coronavirus», señala el estudio.

Recientemente, un impactante estudio ha revelado los aterradores peligros de las vacunas de ARNm COVID-19, que inducen una enfermedad basada en los priones que provoca la degeneración progresiva de su cerebro.

Lea también: “La vacuna Covid me recuerda al sacrificio satánico de niños”, afirma la profesora Sandra Archibald

Los priones inducidos por la vacuna de ARNm pueden causar enfermedades neurodegenerativas porque las memorias a largo plazo son mantenidas por proteínas de tipo prion.

El estudio ha concluido que la vacuna basada en ARNm también puede provocar esclerosis lateral amiotrófica (ELA), degeneración del lóbulo frontal temporal, enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas en los receptores de la vacuna.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí