Traducido de NeonNettle por TierraPura.org

La cofundadora de Black Lives Matter, Patrisse Cullors, acaba de adquirir una lujosa casa en un exclusivo barrio de California que solo tiene un 1,4% de residentes negros.

Cullors, quien se autodenomina marxista, ha sido objeto de críticas por haber gastado 1,4 millones de dólares en la compra de la propiedad en una lujosa zona que tiene un 88% de blancos.

Se trata de un acto interesante para este activista racista, que suele hablar sobre la promoción del orgullo negro y la inversión en las comunidades negras.

La casa está situada en Topanga Canyon, un idílico barrio campestre a unos 48 minutos de Los Ángeles y a menos de 30 minutos de Malibú, según Dirt.com.

La nueva casa de Cullors ocupa 1/4 de acre y tiene tres dormitorios y dos baños.

La propiedad también cuenta con una casa de invitados independiente de un dormitorio y un baño.

Pero lo más interesante es que la cofundadora de BLM eligió vivir en Topanga, donde menos del 2% de la población es negra, según el Western Journal.

El periodista deportivo Jason Whitlock, que también es negro, llamó sarcásticamente a Cullors por su flagrante hipocresía.

«La fundadora de Black Lives Matter compra una casa de 1,4 millones de dólares en Topanga, que tiene una población negra del 1,4%. ¡Está con su gente!», tuiteó el viernes en un post que luego eliminó.

Whitlock señaló que Cullors podría haber vivido en cualquier lugar, y de hecho, podría haber hecho una importante declaración política si hubiera elegido vivir en un barrio predominantemente negro. Pero no lo hizo.

Y eso dice algo sobre si realmente cree que «las vidas negras importan».

«Tenía muchas opciones sobre dónde vivir. Eligió uno de los lugares más blancos de California», dijo Whitlock.

«Tendrá su elección de policías blancos y gente blanca de la que quejarse. Eso es una elección, hermano».

Otros en Twitter también señalaron la hipocresía.

Esta reacción recuerda a cuando el ex presidente Barack Obama -que perfeccionó el arte de sembrar la división racial- compró una mansión de 11,8 millones de dólares en una extensa propiedad de 29 acres en Martha’s Vineyard, que sólo tiene un 3% de población negra.

Algunos en las redes sociales dijeron que Cullors explotó el movimiento Black Lives Matter para enriquecerse.

Black Lives Matter dijo que había recaudado la asombrosa cifra de 90 millones de dólares en donaciones el año pasado, pero cada vez hay más críticas por el hecho de que el movimiento, que fomentó disturbios en todo Estados Unidos, no ha compartido su enorme botín con la comunidad negra.

El mes pasado, el padre de Michael Brown -cuyo tiroteo en 2014 a manos de un policía en Ferguson, Missouri, fue el catalizador de los disturbios de BLM en 2016- exigió que el grupo le entregara 20 millones de dólares.

Asimismo, las secciones de BLM de todo el país han exigido más transparencia a la organización centralizada del grupo.

En una declaración de diciembre de 2020, las delegaciones locales dijeron: «Desde la creación de [Black Lives Matter Global Network Foundation], nuestras delegaciones han planteado sistemáticamente su preocupación por la transparencia financiera, la toma de decisiones y la rendición de cuentas… creemos que la rendición de cuentas pública se ha hecho necesaria».

Los delegaciones locales también dijeron que la Fundación de la Red Global Black Lives Matter nombró a Cullors como su directora ejecutiva en contra de sus deseos y sin su conocimiento, lo que hace que su liderazgo sea ilegítimo.

«Nosotros, las delegaciones abajo firmantes, creemos que todos estos eventos ocurrieron sin democracia, y afirmamos que fue sin el conocimiento de la mayoría de las delegaciones de Black Lives Matters en todo el país y el mundo», decía la declaración.

«Patrisse Cullors … se convirtió en Directora Ejecutiva en contra de la voluntad de la mayoría de las delegaciones y sin su conocimiento».

Teniendo en cuenta los estragos que ha causado BLM en todo el país en los últimos meses, sólo se puede imaginar lo feas que serán las luchas internas del grupo.

Conservadores, tomen sus palomitas.

Pincha aquí para despertar