Por Emmanuel Alejandro Rondon – elamerican.com

El hijo del presidente de los Estados Unidos sigue en el punto de mira por los escándalos que rodean su vida personal. Luego de que el año pasado Twitter censurara información encontrada en la computadora de Hunter Biden, en plena campaña electoral de su padre para la presidencia, han seguido saliendo a la luz pública una serie de detalles que en el momento fueron ocultados a la opinión pública americana.

«La autobiografía de Hunter Biden prometía contar sin tapujos sus luchas contra las drogas, las turbulencias familiares y su controvertida vida amorosa», dice el Daily Mail, medio que lanzó una bomba directo al seno de la familia Biden, revelando los más oscuros detalles de la computadora de Hunter Biden. «Pero hubo muchos detalles impactantes de su vida libertina que el hijo del presidente decidió no compartir con los lectores, incluidos los detalles de su frágil relación con su padre».

En resumen, el periódico inglés obtuvo 103,000 mensajes de texto, 154,000 correos electrónicos y unas 2,000 fotos que fueron «verificados por los mejores expertos forenses».

Lea también: Acusan a Hunter Biden de introducir una ex stripper a un edificio del gobierno en Washington D.C.

El contenido exclusivo abarca desde mensajes de textos polémicos con su padre, sus problemas con la ley, la historia de como «el hijo del presidente fue custodiado por un agente del Servicio Secreto durante una juerga de drogas y prostitutas en 2018 en Hollywood, a pesar de no tener derecho a protección en ese momento»; la obsesión de Hunter por grabar películas porno, la petición del hijo a su padre para que se candidatee para presidente para «limpiar su imagen»; y el contenido de la MacBook Pro que revela «pruebas de aparentes actividades delictivas de Hunter y sus socios, incluyendo el tráfico de drogas y la prostitución».

En ese sentido, cabe destacar que Hunter Biden y sus socios están siendo investigados por el FBI por problemas fiscales y lavado de dinero.

Un breve repaso de los hechos

En octubre del 2020, semanas previas a las elecciones presidenciales en USA, el periódico New York Post publicó un «smoking-gun» sobre una MacBook Pro abandonada en abril de 2019 en Wilmington, Delaware. La computadora pertenecía a Hunter Biden, y tenía detalles frágiles sobre la vida privada del hijo del presidente, sus negocios en el exterior, sobre todo de Ucrania y China, y sus problemas familiares y de drogadicción. 

Según el diario, la MacBook que fue llevada a reparación —y nunca buscada en el taller por Hunter Biden —fue obtenida por el abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani. Recientemente, el hijo del presidente admitió en una entrevista que «absolutamente» la computadora podría ser suya, sin negar la historia del periódico.

Revelar los detalles personales y comerciales del hijo del entonces candidato presidencial le valió al New York Post, uno de los diarios más antiguos del país, una censura nunca antes vista a manos de las Big Tech. El reportaje fue sistemáticamente bloqueado y restringido por las plataformas sociales para disminuir el alcance y difusión del contenido.

Twitter, por ejemplo, alegó que el contenido del artículo podía violar sus normas de pirateo; por otro lado, Facebook, que no bloqueó la totalidad de la historia, pero sí limitó considerablemente su difusión, dijo que sus fact-checkers “independientes” no pudieron determinar si el contenido era desinformación o no.

El New York Post, al final, salió relativamente victorioso. Pues volvieron a las plataformas sociales luego de ser censurados y después se confirmó la validez y legitimidad de la historia. Además, los CEO de las Big Tech como Jack Dorsey, Mark Zuckerberg y Sundar Pichai han pasado por sendos interrogatorios del Senado.

Sin embargo, la restricción de la historia del Post sí logró un cometido: que muchos demócratas no se enteraran de los negocios turbios de Hunter Biden en el extranjero.

Un estudio llevado adelante por The Polling Company y publicado en la Media Research Center (MRC), una organización que se encarga de fiscalizar medios de prensa en Estados Unidos desde 1987 y que es apoyado entre conservadores, determinó que un 17 % aproximado de 1,750 votantes de Biden en estados péndulos habrían cambiado su intención de voto con una cobertura menos parcializada en los medios de prensa.

El estudio consistió en preguntar por 8 temas clave que los medios tradicionales no presentaron al público de forma completamente íntegra a votantes de Joe Biden. Uno de ellos fue la historia de Hunter Biden, la MacBook Pro y sus negocios en el exterior.

Lea también: Secretaria de prensa de la Casa Blanca ADMITE que Hunter Biden aún trabaja para empresa china

De acuerdo con la información presentada por la MRC, el 45,1 % de los 1,750 votantes encuestados no conocieron el escándalo de Hunter Biden y sus turbios negocios en el extranjero. De esos 1,750 electores, que dieron su voto a Joe Biden, un 9,4 % habría cambiado su intención de voto.

Detalles sobre la relación con su padre, Joe Biden

En la exclusiva del diario británico se aprecia un texto donde Hunter le dice a su padre que se candidatee como presidente para que este pueda lavar su imagen: «Si no corres (en la carrera presidencial), nunca tendré la oportunidad de redimirme)». A lo que su padre le responde: «Correré pero te necesito. H (Hallie Biden) está mal. El único enfoque es la recuperación, nada más».

Dos meses después de este intercambio, Biden anunció su candidatura presidencial.

En otros mensajes del 2019 entre Hunter y Joe Biden que fueron expuestos, se puede notar lo furioso que estaba el hijo con su padre —y su staff— porque se revelaron varios de los escándalos personales de Hunter y Joe estaba vacilando con su candidatura.

«Buenos días mi hermoso hijo. Te extraño y te quiero», le escribe Joe Biden en aquel momento a Hunter; quien le responde vehemente lo siquiente: «Bueno, habiendo dejado claro al mundo que la única razón para no [postularse a la presidencia son tus] problemas familiares, me alegro de ser la maldita diana que pintaste en mi espalda».

«Maureen Dowd [columnista del Times, ganadora del premio Pulitzer] me señala como la razón por la que probablemente no te postularás», dijo Hunter a su padre. «Toda la información que usan en mi contra proviene de todas las personas que me aman (…) su equipo acaba de convertirme en el incontrolable y problemático tramposo fiscal, mujeriego, adicto al sexo y las drogas que tanto intentó mejorar pero no pudo. Simplemente escribieron mi vida por completo. Y si intentas decir lo contrario, me costará entender cómo racionalizas esta mierda».

En otros mensajes de texto, también se lee cómo Joe le ofrece dinero a su hijo para pagar cuentas del dentista y la manutención de sus nietos, porque Hunter estaba potencialmente quebrado y con inconvenientes fiscales justo cuando estaba con problemas de adicción.

En otros mensajes del 2018, cuando Hunter Biden aún estaba afligido por la muerte de su hermano Beau (2015) y en plenos conflictos maritales por el divorcio con su exesposa Kathleen Buhle, Joe Biden le ofreció a su hijo que fuera a casa porque esto “le podía ayudar”. Al mismo tiempo, el ahora presidente le comentaba a su hijo que tuviera cuidado con lo que le texteaba, porque su teléfono podría ser víctima de hackeo y todos los mensajes conflictivos podrían salir a la luz.

Es importante recordar que, en 2017, se reveló el polémico romance entre Hunter y su cuñada Hallie Biden (viuda de Beau) que se había iniciado en 2016.

Problemas con la ley reveladas por la computadora de Hunter Biden

En la exclusiva se pueden observar fotos del hijo del mandatario con mujeres, aparentemente prostitutas, y drogándose. Al mismo tiempo, se revela que Hunter Biden tenía una notable obsesión con grabar películas pornográficas.

En otra conversación, fechada en febrero de 2019, se puede leer como Hunter parece coordinarse «con una mujer llamada Dianna Pagano para transportar a otras mujeres en Uber a su habitación de hotel en New Haven, Connecticut».

Un mes después, la señora Pagano «envió un mensaje de texto a Hunter ofreciéndole “pasar el rato” con él por “100 o 200 la noche”.

De acuerdo con el informe, la señora Pagano fue acusada ese año de violar su libertad condicional «por presuntamente dirigir una red de drogas desde su casa en East Haven». En este caso puntual, el hijo de Joe Biden pudo zafarse.

También en marzo del 2019, según reseñan los mensajes de texto, Hunter se encontraba en un motel de Naugatuck (Connecticut) donde se drogaba y encontraba con damas de compañía. Cuando Hunter recibió a las damas, tuvo que salir a buscar dinero en un cajero, en ese momento, una de las chicas que estaba en la habitación, Crystal, le mensajeó al hijo de Joe Biden preguntándole: «¿Has llamado a la policía?».

Hunter se comunicó de inmediato con su proxeneta y le dijo: «¿Dónde está? Ella dijo que la policía vino a la habitación????? ¿WTF hombre? He ido al banco. Llámame de nuevo».

Sin embargo, el Departamento de Policía de Naugatuck le dijo al Daily Mail que no tenían constancia de que sus agentes hayan estado en el hotel.

Más incidentes con la ley

El medio inglés dijo que «El ordenador portátil de Hunter, que fue entregado al FBI en 2019, está repleto de pruebas de aparentes actividades delictivas de Hunter y sus socios, incluyendo el tráfico de drogas y la prostitución».

Entre otras cosas, se revela que «Hunter sí fue investigado después de que dejara un coche de alquiler en Prescott, Arizona, dejando atrás una pipa de crack y polvo blanco, su licencia de conducir y la placa de fiscal general de su difunto hermano Beau».

Otro incidente protagonizado por Hunter fue revelado por una factura del hotel The Jeremy, en West Hollywood, ya que «muestra que Hunter se alojó en una suite del tercer piso durante siete días desde el 19 de mayo de 2018, y que se atrincheró pidiendo servicio de habitaciones cada noche, bebiendo en el bar del hotel y acumulando una factura de 5,195 dólares, incluida una multa de 400 dólares por fumar en su habitación».

Además, otros textos también señalan que Hunter obtuvo vigilancia por un agente del servicio secreto cuando este se encontraba en el hotel pese a que los Biden, supuestamente, no recibieron protección ese año. «Tendría que asumir que estás en peligro», le dijo el agente al hijo de Joe Biden.

Lea también: El libro de Hunter Biden alcanza el puesto N°1 en la categoría de ‘BIOGRAFÍA CHINA’ más vendidas

El Daily Mail afirmó que seguirán compartiendo información exclusiva del computador de Hunter Biden para demostrar todas sus afirmaciones.

Según el medio, el contenido del portátil fue verificado por los expertos forenses de Maryman & Associates.

«El fundador de la firma, Brad Maryman, fue un veterano de 29 años del FBI, se desempeñó como director de seguridad de la información y fundó la unidad de cibere forense de la oficina. Su socio, el Dr. Joseph Greenfield, es profesor asociado en la Universidad del Sur de California y ayudó a escribir su programa de grado en inteligencia y operaciones cibernéticas», explicó el diario.

La conclusión del informe elaborado por los forenses dice que «las marcas de tiempo del sistema operativo parecen ser auténticas, y no se encontró evidencia que sugiera que las marcas de tiempo o los datos fueron alterados o fabricados (…) No se encontraron indicios que sugieran que los datos se fabricaran».

Muchos medios de comunicación tradicionales han desestimado la historia de la computadora de Hunter Biden catalogándola sin pruebas como «desinformación rusa», los forenses dijeron que no había rastro de ello.

Pincha aquí para despertar