Traducido de futurism por TierraPura.org

En lugar de colocarle implantes neuronales invasivos en el cerebro, es posible que algún día los médicos puedan inundar su cabeza con millones de nanopartículas que pueden leer sus señales neuronales desde el interior y transmitirlas a una computadora cercana.

Al menos, ese es el futuro que espera el ingeniero de la Universidad de Miami, Sakhrat Khizroev. Ha desarrollado nanopartículas magneto eléctricas (MENP) que pueden viajar a través de su torrente sanguíneo, penetrar su cerebro y leer las señales de las neuronas individuales de forma que puedan ser captadas por un casco especializado, según un comunicado de prensa de la universidad.

Lea también: La composición de la vacuna de AstraZeneca incluye adenovirus de chimpancé, que se utiliza por primera vez en una inoculación humana

En resumen, es una herramienta que podría cambiar drásticamente la forma en que los científicos abordan la tecnología de interfaz cerebro-computadora al eliminar sondas localizadas invasivas y reemplazarlas con millones de partículas que se inyectan como cualquier otra inyección y pueden cubrir todo el cerebro, y que ya tiene todo el interés de los militares.

«En este momento, solo estamos rascando la superficie», dijo Khizroev en el comunicado de prensa. «Solo podemos imaginar cómo cambiará nuestra vida diaria con esta tecnología».

Por un lado, Khizroev tiene ambiciosos objetivos médicos. Mapear la actividad de todo el cerebro con sus MENP, lo que podría brindar a los investigadores médicos las herramientas y la información que necesitan para tratar afecciones neurológicas espinosas como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y la depresión.

Lea también: Usan la sangre de niños para tratamientos de rejuvenecimiento: Empresas tecnológicas invierten millones en los «tratamientos»

“Solo podemos imaginar cómo cambiará nuestra vida diaria con dicha tecnología”, dijo.Y no sorprende que el ejército estadounidense también esté interesado. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA por sus siglas en inglés), división de investigación del Pentágono, lanzó el proyecto BRainSTORMS para probar la tecnología con la esperanza de que permita a los soldados inyectados con las nanopartículas comunicarse con los sistemas militares solo con sus pensamientos.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí