Traducido de BigleaguePolitics.com por TierraPura.org

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), de extrema izquierda, ha afirmado a lo largo de los años que defiende la libertad constitucional, pero a menudo ha incumplido su deber.

Una reciente actualización de la política de privacidad de ACLU ha puesto de manifiesto que el grupo comparte información sensible sobre los donantes con «proveedores de servicios» como Facebook y Google. El ex asesor principal de la Casa Blanca de Obama, Ashkan Soltani, puso en evidencia a  ACLU en un hilo de Twitter:

Soltani expuso cómo la ACLU ha ocultado información al público para evitar ser tachada de hipócrita por su política de datos:

Mostró cómo la ACLU ha invertido casi medio millón de dólares en Google en los últimos dos años y aún más dinero en Facebook:

Soltani demostró cómo la ACLU estaba tergiversando los datos deliberadamente ante el público mientras afirmaba que apoyaba los derechos de privacidad:

Señaló que la ACLU ha sido investigada por su política de privacidad engañosa en el pasado. También han presionado en contra de una mayor protección de la privacidad en al menos un caso:

Soltani pide que se obligue por ley a las organizaciones sin ánimo de lucro a respetar el derecho a la intimidad de sus seguidores:

Big League Politics ha informado sobre la vergonzosa hipocresía anti-1ª Enmienda de la ACLU, ya que apoyan la glorificación de Satanás en la plaza pública mientras exigen que se cierre a los cristianos:

«Debido al trabajo subversivo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de extrema izquierda, el señor oscuro está siendo honrado en la plaza pública.

Lea también: Polémica declaración de Michelle Obama: dice que la “pandemia es una gran bendición”

Iris Fontana, miembro del Templo Satánico, gracias a los esfuerzos exitosos de la ACLU, ganó el derecho a emitir una oración demoníaca en la que proclamó ‘Dios te salve, Satanás’ para comenzar una reunión del gobierno del distrito de la península de Kenai en Alaska.

«Lo que no se doblega, debe romperse, y lo que puede ser destruido por la verdad, no debe ser escatimado como muerte. Ya está hecho, salve Satanás», dijo Fontana como parte de una invocación para iniciar la reunión del gobierno, según la estación de radio local KSRM.

Una docena de funcionarios y otros asistentes abandonaron el acto mientras se glorificaba a Satanás con dinero público. Alrededor de 40 manifestantes se encontraban en el exterior protestando contra la despreciable exhibición. Llevaban pancartas con mensajes como «rechazar a Satanás y sus obras» y «conocer a Jesús y su amor».

«Dios estará complacido con nuestras oraciones públicas de reparación. Queremos las bendiciones de Dios sobre América, no las maldiciones de Satanás. Lucifer es el eterno perdedor. Mantengámoslo fuera», dijo el manifestante William Siebenmorgen a KSRM.

Lea también: GLOBALISMO: El discurso de Boris Johnson en la ONU en 2019 en el que fomentó el autoritarismo (VIDEO)

La ACLU de Alaska demandó al Borough a raíz de una política emitida en 2016 en la que se establecía que quienes quisieran dar invocaciones en reuniones públicas debían ser parte de organizaciones oficiales que tuvieran una presencia establecida en la península de Kenai.

El Tribunal Supremo de Alaska dictaminó el pasado octubre que esta política era inconstitucional, anulando el control local y permitiendo así que se leyera esta oración satánica.

A medida que los izquierdistas se vuelven más abiertos sobre su santificación del señor oscuro, Estados Unidos está adoptando prácticas abominables que ponen en vergüenza incluso a Sodoma y Gomorra».

La cobardía de la ACLU es emblemática del izquierdismo en su conjunto. Defendieron las libertades civiles hasta el momento en que esas libertades debían ser defendidas.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí