Traducido de breitbart.com por TierraPura.org

Los medios de comunicación estatales chinos aprovecharon el controvertido informe final de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para declarar que la teoría del origen del coronavirus o también conocido virus PCCh (Partido Comunista chino) en los laboratorios ha quedado completamente descartada y que la OMS debería empezar a comprobar los laboratorios de otros países para ver si alguno de ellos creó el coronavirus chino y lo envió a China.

El diario estatal chino Global Times citó el miércoles a «científicos chinos» que trabajaron con la OMS durante su visita a Wuhan en febrero, sugiriendo que si la OMS «no puede encontrar la respuesta en China en cuanto a los orígenes del coronavirus, tal vez sea el momento de que los científicos indaguen en otro lugar y prueben más hipótesis para resolver el misterio».

El Global Times afirmaba falsamente que el informe de la OMS «descartaba la teoría de la conspiración de la fuga de laboratorio» y aseguraba que respaldaba la extraña teoría del Partido Comunista Chino (PCCh) de que el coronavirus chino se creó en otro país -donde misteriosamente no se propagó como lo hizo posteriormente en toda la Tierra, incluida Europa- y viajó a Wuhan haciendo autostop en paquetes de comida congelada.

Lea también: 14 países expresan preocupación por la falta de datos en el informe de la OMS sobre los orígenes del virus en China

En realidad, incluso el informe, tal y como está redactado, se limita a clasificar estas hipótesis en una escala de probabilidades y admite que ninguna puede ser probada o refutada de forma concluyente, al menos no con los limitados datos que China permitió a los investigadores de la OMS revisar.

Un número creciente de científicos de todo el mundo ha criticado el informe por realizar incluso estas tibias evaluaciones de probabilidad, basadas en gran medida en la información proporcionada por el PCCh. Los medios de comunicación estatales chinos desestimaron estas preocupaciones como «infundadas».

El Global Times sacó a relucir la teoría de la conspiración comunista, impulsada especialmente por el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, en los primeros meses de la pandemia, según el cual el coronavirus chino fue creado en un laboratorio de armas biológicas estadounidense y llevado a Wuhan por los participantes del ejército estadounidense en los Juegos Mundiales Militares. 

El Global Times acabó admitiendo que el equipo de la OMS consideró estas hipótesis muy improbables, pero recomendó investigarlas de todos modos. A los ojos de los propagandistas chinos, la sola mención de sus teorías conspirativas en el informe les otorgó legitimidad.

«El Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijo el martes por la noche que aprecia el espíritu científico, diligente y profesional del equipo de expertos de la OMS y China y pide que se siga investigando en otros países y lugares para rastrear los orígenes del virus, ya que es una tarea global, después de que la OMS publicara el informe conjunto», escribió el Global Times, citando la advertencia del Ministerio de Asuntos Exteriores de no «politizar el trabajo de rastreo».

«Politizar la cuestión del rastreo solo obstaculizará gravemente la cooperación mundial en materia de rastreo, socavará los esfuerzos mundiales contra la epidemia y provocará más pérdidas de vidas. Va en contra del deseo de la comunidad internacional de unirse y luchar contra la epidemia», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores el martes por la noche, amenazando sutilmente al resto del mundo con dejar de investigar a China si espera la cooperación china en cuestiones sanitarias actuales o futuras.

Otro artículo del Global Times del miércoles señalaba la interesante falta de «pruebas científicas sólidas» para el origen aparentemente más probable del coronavirus: la transmisión de animales que desarrollaron o contrajeron la enfermedad en la naturaleza a los humanos. 

Mientras que los científicos escépticos de otros países señalan que esta falta de pruebas sugiere que el coronavirus chino se originó en un laboratorio, razonando que si la enfermedad procediera de la naturaleza, habría abundantes pruebas de infecciones en animales, pero no se ha encontrado ninguna, el periódico estatal chino lo atribuyó a las «muchas medidas positivas» que China adoptó para «contener la propagación del virus» y reprendió las «especulaciones de los medios de comunicación extranjeros» de que el coronavirus podría haberse propagado a través de los «mercados húmedos» notoriamente insalubres de China y el comercio de animales salvajes.

Le recomendamos: ¿Quién es la OMS para hacer dictamen de la Salud?, pregunta diputado de Paraguay [VIDEO]

El miércoles, otro artículo del Global Times describía a China como un país deseoso de participar en el esfuerzo por rastrear los orígenes del coronavirus chino a «escala mundial». En lo que respecta a los científicos que trabajan para el Estado chino, el libro está cerrado en Wuhan y sus laboratorios, así que ahora es el momento de buscar en los laboratorios de todos los demás países de la Tierra.

«En la siguiente fase, necesitamos una perspectiva más amplia. Llevaremos a cabo investigaciones exhaustivas y detalladas y la búsqueda de orígenes entre una variedad de animales, en el marco de la búsqueda de orígenes global», dijo el científico chino Tong Yigang.

Según el Global Times, Tong añadió una advertencia: «Una visión limitada iría en contra de la ciencia y podría llevar la búsqueda de orígenes a una dirección equivocada».

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí