Las restricciones del derecho fundamental a la libertad religiosa en Irlanda son cada vez más patentes. Los agentes de policía han comenzado a desplegar dispositivos de control de acceso perimetral alrededor de algunos templos para impedir a los ciudadanos oír misa.

Así ha sucedido en la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Mullahoran el pasado domingo, cuando se celebra en la Iglesia Católica Romana el Domingo de Ramos, preludio de la Semana Santa, tiempo esencial de la celebración ritual católica.

Lea también: “Fui violada repetidamente por Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell frente a mi hijo de 8 años”

Según detalla el Irish Times muchos lugareños que querían ejercer su derecho fundamental a celebrar su fe en libertad fueron bloqueados por puestos de control que incluían el bloqueo parcial de carreteras de los alrededores.

“Esto es sectarismo. Esto va en contra de nuestra fe. Es un acto sectario contra nuestra Iglesia Católica alentado por el Gobierno que ya no cree en Dios», denuncia el sacerdote, que ya fue multado.

El Gobierno de Irlanda tiene decretado el nivel 5 de alerta debido al Covid19, lo que incluye la prohibición de acudir a los templos, salvo para la celebración de bodas o de funerales, con unos aforos muy restringidos.

Según el diario, al menos una veintena de fieles lograron llegar al templo pese al dispositivo policial y en el interior del templo mantuvieron una adecuada distancia de seguridad.

Lea también: 24 líderes mundiales se ponen de acuerdo para potenciar el globalismo

La postura del Gobierno sobre la legalidad o ilegalidad de la celebración de misas ha sido cambiante en los últimos meses. si el pasado mes de noviembre portavoces del Ministerio de Sanidad negaban que celebrar un servicio religioso sea delito, ahora subraya la idea de que «es un delito que un sacerdote salga de su casa para celebrar una misa pública a menos que se trate de un funeral o una boda» y de que «es un delito similar que un feligrés salga de su casa para asistir a misa», según detalla el rotativo The Irish Catholic.

Fuente: actuall.com

Pincha aquí para despertar