Los estadounidenses que viajan a China para recibir trasplantes de órganos corren el riesgo de convertirse en cómplices de la sustracción forzada de órganos patrocinada por el estado, advirtió una resolución aprobada recientemente por un condado de Estados Unidos.

El condado de Spotsylvania, Virginia, se convirtió el 23 de marzo en el octavo condado de este año en aprobar una resolución condenando al Partido Comunista Chino (PCCh) por sustraer órganos a la fuerza a presos de conciencia.

Lea también: Filtran un documento del PCCH que revela las directivas del régimen contra Falun Dafa

Personas de todo el mundo acuden en masa a China, pagando decenas de miles de dólares, para recibir trasplantes de órganos, a menudo debido a los tiempos de espera más cortos. Sin emabargo, recomendaciones de un tribunal independiente en 2019 han demostrado que los prisioneros, principalmente practicantes de Falun Gong, están siendo asesinados en una «escala significativa» por sus órganos para su uso en el mercado de trasplantes.

Funcionarios del condado de Spotsylvania reunidos sobre una resolución para condenar la sustracción forzada de órganos de practicantes de Falun Gong por parte del PCCh el 23 de marzo en el edificio del gobierno del condado.

Kevin Marshall, supervisor del distrito de Berkley, que se encuentra en el condado de Spotsylvania, dijo a La Gran Época el 25 de marzo que difundir la conciencia sobre este crimen es crucial para evitar que los estadounidenses participen sin saberlo.

Lea también: El régimen chino participa directamente en la persecución a Falun Dafa en el extranjero

“Mucha gente aquí no lo sabe”, dijo.

“Antes de llamar nuestra atención… no teníamos idea de que algo de esto estaba sucediendo. Y ahora lo hacemos, y vamos a dar un paso para hacer algo al respecto«.

La resolución insta al gobierno de Estados Unidos a investigar la operación de trasplante de órganos de China y tomar medidas para poner fin a la práctica de la sustracción forzada de órganos en China. A principios de este mes, un proyecto de ley bipartidista se presentó a la Cámara y al Senado que sancionaría a los funcionarios chinos involucrados en la práctica.

Varios otros condados de Virginia han aprobado resoluciones similares en las últimas semanas, incluidos el condado de Warren, el condado de Madison y el condado de Fauquier.

«Este es un crimen de lesa humanidad», dijo Walter Mabe, supervisor del distrito de Shenandoah en el condado de Warren, a La Gran Época el 25 de marzo. «Deberíamos enfrentarlo».

El grupo más grande de víctimas de la sustracción forzada de órganos son los practicantes de Falun Gong.

Falun Gong es una práctica espiritual basada en los principios de veracidad, compasión y tolerancia. La práctica se extendió en China en la década de 1990 y pronto ganó alrededor de 70 millones de adeptos, según estimaciones de las autoridades chinas. En julio de 1999, el PCCh inició una persecución en todo el estado para erradicar la práctica. Según al Centro de Información de Falun Dafa, millones de sus seguidores han sido detenidos y cientos de miles han sido torturados.

Chris Cloud, un agente inmobiliario del condado de Fauquier, le dijo a The Epoch Times que la sustracción de órganos era un crimen tan escandaloso que es difícil creer que esté ocurriendo. Debido a esto, «muchas personas quieren hacer la vista gorda y no pensar en ello», dijo.

Pero la sustracción forzada de órganos debe detenerse a cualquier costo, dijo Cloud.

«Ese tipo de comportamiento no debería permitirse en este planeta».

Fuente: noticiasporelmundo.com

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí