Traducido de Gateway Pundit por Tierrapura.org

Un correo electrónico filtrado de una agencia del gobierno federal revela que la Casa Blanca está jugando juegos de palabras para restar importancia a la ocupación de la Casa Blanca por parte de Joe Biden. El lenguaje se está utilizando para elevar a Kamala Harris en todos los asuntos oficiales de la Casa Blanca.

La directiva obligatoria, revela la filtración de Outspoken, provino de un miembro de alto rango del equipo de comunicaciones de la Casa Blanca. Obliga a todas las agencias a referirse a la administración Biden como la «Administración Biden-Harris».

“Por favor, asegúrese de hacer referencia a la administración actual como la ‘Administración Biden-Harris’ en las comunicaciones públicas oficiales”, dice la directiva, con “Administración Biden-Harris” resaltada en negrita.

El juego de palabras es un movimiento psicológico sutil para disminuir el control de Joe Biden sobre la Casa Blanca.

La cuenta de Twitter @WhiteHouse ahora dice «¡Bienvenido a la Casa Blanca Biden-Harris!» Este movimiento sin precedentes no fue visto en las administraciones de Trump y Obama.

Los nuevos requisitos de idioma ahora aparecen en los 15 departamentos ejecutivos. Anteriormente, hasta ahora solo se nombraba al presidente en estos sitios.

Outspoken informó que el filtrador desea permanecer en el anonimato para evitar ser atacado o acosado por la «Administración Biden-Harris».

El movimiento implementado silenciosamente levantó las cejas entre aquellos que han estado viendo un patrón que puede indicar el deterioro cognitivo de Joe Biden. Parece que Biden está siendo expulsado y reemplazado gradualmente por Kamala Harris.

Joe Biden aparece con frecuencia aturdido y confundido en apariciones públicas. A menudo se lo ve con su esposa Jill Biden, quien parece brindarle apoyo cognitivo.

Kamala Harris ha estado recibiendo llamadas con líderes extranjeros, lo cual es muy inusual para un vicepresidente. Más recientemente, Harris recibió una llamada con la Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg, sin la presencia de Biden. También ha recibido llamadas con el presidente francés Emanuel Macron y el primer ministro canadiense Justin Trudeau, así como con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Lea también: Inmigrante ilegal demuestra que la crisis fronteriza pertenece a Biden con respuesta contundente en cámara

Algunos líderes ven la interferencia de Harris en los asuntos mundiales como inquietante. “Los líderes mundiales esperan escuchar al presidente de los Estados Unidos, no al vicepresidente”, dijo el ex embajador en Alemania y ex director interino de Inteligencia Nacional Richard Grenell a Outspoken. «Ciertamente, hay ocasiones en las que el vicepresidente tiene que intervenir, pero no para la llamada de presentación».

“El hecho de que la Casa Blanca esté instruyendo a las agencias federales para que reemplacen ‘Biden’ por ‘Biden-Harris’ después de menos de 60 días es indicativo de la lucha que Joe Biden ya está teniendo como presidente”, dijo Grenell. «Esta es una señal de que no puede hacer el trabajo solo».

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí