Redacción BLesTras decenas de miles de terremotos registrados en los alrededores del volcán Fagradalsfjall, ubicado en la península de Reykjanes al suroeste de Islandia, este entró en erupción emitiendo impresionantes ríos de lava.

Nuevos videos surgen constantemente en las redes sobre el espectacular evento, que no ocurría desde hace 6.000, de acuerdo con Fox News del 20 de marzo. 

Uno de ellos es el que aporta la internauta @Sanxyraa en su cuenta de Twitter, explicando que se abrió una  brecha de 200 metros para dar salida al magma incandescente. 

No obstante, la versión dada por la Oficina Meteorológica de Islandia (IMO) calcula que la fisura podría medir 550 metros de longitud. El magma habría sido disparado a cientos de metros de distancia. 

Por su parte, la cuenta de una línea aérea local, @MOMairline, ofrece imágenes muy cercanas a los flujos de lava, añadiendo detalles pocas veces vistos. 

Al parecer la población no se encuentra en riesgo, de acuerdo con el Departamento de Gestión de Emergencias que no había programado evacuaciones, aunque el volcán se hallaba a casi 2,5 kilómetros de la carretera más próxima.

No obstante, la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, emitió advertencias para la seguridad de los ciudadanos.

“Estamos vigilando la situación de cerca y por ahora no se considera una amenaza para las ciudades de los alrededores. Pedimos a la gente que se mantenga alejada de la zona inmediata y se mantenga a salvo”, alertó Jakobsdóttir.

Le recomendamos:

[embedded content]

La violenta erupción se inició a las 20:45 horas GMT, cuando una gran nube roja iluminó el cielo nocturno, y a pesar de los abundantes ríos de lava se considera que no es muy grande, a la escala de Islandia.

La actividad geológica y tectónica del país se manifiesta con frecuencia, a veces ofreciendo sorpresas como el surgimiento de una isla a tan solo 32 kilómetros de distancia. 

Se trata de la isla de Surtsey, considerada una maravilla geológica, por pertenecer a una de las partes más jóvenes de la corteza terrestre; surgió del fondo marino en 1963, como producto de una erupción volcánica de dos años de duración.

Su territorio tiene una extensión de 140 hectáreas, con una elevación máxima de 155 metros que recibe el  nombre de Austurbunki; pertenece al archipiélago de Vestmannaeyjar. El fondo marino se encuentra allí a 130 metros de profundidad.

La prohibición de las visitas procura mantenerla libre de contaminación humana, propiciando de esta manera el libre proceso natural de colonización de la vida.

José Hermosa – BLes.com

 
Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí