Traducido de Breitbart por Tierrapura.org

El aumento de migrantes está impulsando el tráfico de niños para trabajos forzados y explotación sexual, convirtiendo la frontera en un «enorme mercado» para el «tráfico sexual infantil», dijo esta semana la representante republicana María Salazar.

“La trata de personas, amigos míos, es esclavitud”, señaló el representante republicano Burgess Owens, mientras informaba a los reporteros el miércoles junto con Salazar y otros republicanos.

Continuó señalando que «el 30 por ciento de las mujeres y niñas que atraviesan este proceso [de migración] van a ser violadas».

No podemos esperar y dejar que eso suceda. Tenemos niños y niñas de seis o siete años empujados al tráfico sexual”, agregó.

Algunos padres ponen a sus hijos en el camino de la migración hacia el proceso de la frontera sur de Estados Unidos con “falsas esperanzas” y nunca vuelven a saber de sus hijos porque ese niño va a morir, dijo también Owens.

“El presidente Biden debería avergonzarse de sí mismo. Avergonzado. Esto fue prevenible”, señaló Owens, y agregó: “Hay personas que sufren, pasan por la miseria porque se les dio una falsa esperanza”.

El senador republicano Lindsey Graham y los representantes -también republicanos- Carlos Giménez y Mario Díaz-Balart se unieron a otros para hablar con los reporteros el martes.

Salazar reiteró los comentarios que hizo cuando visitó Texas el lunes, y señaló que las políticas de Biden alimentan la crisis en curso en la frontera sur. Afirmó que pusieron en riesgo la vida de los migrantes, incluidos los niños no acompañados, durante el angustioso viaje, y fomentan el tráfico sexual.

Lea también: Las 7 grandes mentiras de Biden y el encubrimiento de la prensa en sus primeros meses

Al dirigirse a la comunidad latina de EE. UU., Salazar dijo en español:

Desafortunadamente, una vez más, tenemos una crisis en la frontera. Nuestra comunidad hispana está siendo utilizada por un lado por traficantes de personas, cárteles de la droga y coyotes que crean falsas esperanzas para los inmigrantes que quieren llegar a los Estados Unidos. Por otro lado, tenemos a los políticos de Washington … que juegan con las esperanzas de nuestra comunidad de permanecer en el poder y ganar votos.

Refiriéndose a su reciente visita a Texas, la congresista agregó en español:

Vimos la crisis con nuestros propios ojos. Coyotes sinvergüenzas que están «vendiendo» la ilusión de obtener un asilo político fácil, alegando que el presidente Biden ha abierto la frontera para todos los que quieran entrar.

Mientras tanto, nuestros niños son víctimas de la trata. Nuestras niñas están siendo violadas, y cuando digo trata de personas… [me refiero a] trabajo forzado y explotación sexual.

Es una frase muy dura, pero eso es lo que está sucediendo: el tráfico sexual infantil es uno de los delitos de más rápido crecimiento en el mundo. Y, lamentablemente, tiene un mercado enorme en la frontera de Estados Unidos y México.

Sus colegas coincidieron en que las políticas fronterizas de Biden han hecho que sea más fácil y rentable para los traficantes de personas, muchos de ellos vinculados a los cárteles de la droga, operar.

«En esencia, estamos financiando el tráfico sexual», proclamó el representante Díaz-Balart, y agregó:

Esta es una crisis humanitaria. Estamos hablando de miles de niñas que están siendo violadas mientras intentan llegar a la frontera sur. Estamos hablando del hecho de que ahora Estados Unidos, con esta política y retórica de la administración del presidente Biden… [está] financiando a los coyotes y los carteles de la trata de personas en la frontera sur de Estados Unidos.

«Biden ha perdido el control de la frontera«, señaló el senador Graham.

El representante Giménez pidió a Biden que asegure la frontera internacional sur al restablecer al menos algunas de las medidas fronterizas implementadas por la administración Trump.

“No es necesario desmantelar todo lo que puso la administración anterior. Esas políticas estaban funcionando, la frontera estaba bajo control y podíamos manejar la situación. Necesitamos volver a eso y hacerlo mejor”, dijo.

Durante la sesión informativa del martes centrada en el aumento de los cruces fronterizos, Salazar promovió un plan de amnistía para los extranjeros ilegales que viven en Estados Unidos a medida que los cruces fronterizos se disparan en la frontera entre Estados Unidos y México.

“No queremos más promesas falsas, esperanzas falsas”, dijo Salazar. “Queremos que esos 11 millones de indocumentados que están aquí en el país sean tratados con dignidad”.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí