Todos hemos escuchado alguna vez que los judíos dominan en el mundo o que conspiran contra la humanidad. Esto no es algo nuevo, este tipo de historias se vienen comentando desde la antigüedad y todo el mundo conoce el genocidio contra los judíos durante el Holocausto llevado a cabo durante el Tercer Reich en Alemania.

Ahora, en pleno siglo XXI estamos contemplando un nuevo resurgimiento del movimiento antisemita y antisionista que andaba fuera de la escena pública y sin embargo gracias a los medios de comunicación se ha viralizado a través de personajes públicos como Isabel Medina Peralta. Esta chica de 18 años se autodefine a sí misma como fascista, socialista, antisionista y le da asco VOX, llegando incluso a declarar que son peores que Podemos. Esta chica ha puesto el foco de todos los males del mundo en los judíos. ¿Pero es cierto que los judíos dominan el mundo?

Es cierto que muchas de las personas más poderosas del mundo son judíos. También es cierto que las principales familias de banqueros internacionales como los Rothschild son judíos a la luz pública. El problema es que si pensamos que los Rothschild, Soros, Rockefeller son simplemente judíos, realmente no hemos entendido nada.

Es cierto que la mayoría de grandes banqueros dicen que son judíos. Pero es lo que dicen a la luz pública. En privado son satánicos que hacen rituales satánicos y esto lo enmascaran con judaísmo. Pero no tiene nada que ver con el judaísmo en sí mismo.

Deben entender bien cómo funciona este enemigo. No son judíos, no creen en la Torá, no creen en Dios. Nada de eso. Son judíos a la luz pública eso sí, pero en privado son kabalistas satánicos.

La kabala no es judía. Es satánica y ocultista. Los grupos que practican la kabala no creen en Dios entendido de manera judía, sino creen en uno o varios divinidades satánicas o malignas, como Molock. Su dios Molock acepta sacrificios de niños. Son historias que se han montado desde hace siglos.

Ellos realizan el mal en el mundo, guerras, genocidios, etc… como ritual de sacrificio a sus dioses. Las élites que practican estas religiones satánicas colaboran a un nivel superior, porque su método para llegar y retener el poder es a base de asesinatos, chantajes, manipulación.

Además de que muchas de estas personas malignas que dominan el mundo no son solo públicamente judíos, también hay jerarcas del vaticano, ateos, chinos, etc…. y todos tienen en común que practican religiones pedosatánicas.

Tampoco podemos negar que el judaísmo tiene fama de impulsar la usura. Y puede ser verdad, ya que la cultura judía es más capitalista. Pero hay muchos judíos que han aportado cosas buenas a la sociedad por su fe en Dios, al igual que podría hacerlo un cristiano y/o un musulmán. Cada uno tiene su cultura y simplemente respetar al que haga el bien y acabar con los que hagan el mal. Ser bueno o ser malo no lo define una religión. Puedes ser una gran persona que traiga el bien a la humanidad siendo ateo.

¿Que papel juega el sionismo?

La Kabala satánica se enmascara en el sionismo, en la masonería, en el comunismo, en el Vaticano, en Wall Street, en todos los lugares de poder literalmente. Dentro de la élite hay muchos grupos de distinto tipo, como ya hemos comentado. Existen distintos poderes y estos grupos están perfectamente jerarquizados. En la cima de esta jerarquía se encuentran las mafias pedosatánicas.

Pero el rasgo común definitorio de todos los grupos secretos que conspiran contra la humanidad es que son eugenistas, psicópatas, degenerados, pedófilos, ocultistas y satánicos. Por eso veo más adecuado referirnos a ellos con términos como cabal, iluminatis, Deep state, elites eugenistas, elites satánicas, ya que son rasgos comunes.

Las elites son básicamente mafias enfrentadas. Si un grupo de millonarios enfermos mentales se dedican a grabar como políticos violan cadáveres para controlarlos, seguramente llegarán a la cima de esa jerarquía de mafias. En el poder solo puede haber un grupo. Y los más enfermos mentales son los que llegan a la cima.

Los grupos sionistas son una mafia, están a un nivel de poder parecido a la mafia rusa. Son poderosos pero no están al nivel de los grupos pedosatanicos. Para controlar a sus políticos les obligan a violar y asesinar niños y grabarlo. Así sus políticos y funcionarios irán con ellos hasta el final y hasta las últimas consecuencias.

Los jerarcas del Vaticano no son judíos. Ni los chinos. Si solo hablamos de judíos sionistas nos quedamos con una pequeña parte del problema. Los judíos sionistas son solo un brazo más de este cabal satánico, una herramienta que pueden tirar a la basura cuando no los necesiten. ¿Si exterminamos todos los judíos del mundo y hacemos desaparecer Israel se acaba el problema del nuevo orden mundial? Seguramente no, la agenda 2030 seguiría avanzando porque es China quién pone la pasta.

Mientras la gente no entienda quien es realmente el enemigo estamos perdidos. Los kabalistas satánicos reconstruirán el Nuevo Orden Mundial a través de países como China, que poco tienen que ver con el judaísmo. De hecho, China es un régimen nacionalista, socialista y genocida.

Descubran la verdad iluminati. No se queden con que el judío es el problema, porque te pierdes el 90 de la historia. Las organizaciones del cabal se interconexionan y colaboran a un nivel increíble. Tienen una red poderosa mafiosa pedosatanica internacional que tiene controlados muchos políticos, funcionarios, empresarios… tienen todo el dinero del mundo para llevar a cabo su plan. Les va la vida en ello. Nos tienen miedo.

Espero que hayan entendido la diferencia.

 

Pincha aquí para despertar