Una criatura desconocida ha hecho saltar todas las alarmas al norte del país, con las llamas y las alpacas viéndose especialmente afectadas por sus ataques. Los habitantes de la localidad chilena de Colchane (fronteriza con Bolivia y ubicada al norte del país) viven estos días un episodio digno de ficción. E incluso de otro tiempo, pues la leyenda negra que acompaña a los sucesos que se viven allí parecía olvidada desde los años 90 del siglo pasado. ¿Ha vuelto el chupacabras? Así lo creen los ganaderos de la zona.

Tienen ese mal presentimiento por lo que les ha ocurrido a alrededor de 50 crías de sus llamas y alpacas, atacadas por un animal que no cumple con el perfil de los depredadores típicos del lugar. Este hace de las suyas en Colchane desde noviembre de 2020, sobre todo en el poblado de Central Citani.

Las pérdidas millonarias para la ganadería, fuente principal de ingresos de Colchane, han llevado a que se exija una investigación al Servicio Agrícola Ganadero de Chile sobre los ataques. Estos se han producido en el campo cercano a las chullpas, un espacio con edificaciones donde se hicieron entierros previos a la época de los incas. Sin embargo, los zorros y los pumas que suelen atacar al ganado mientras es pastoreado no han tenido nada que ver con los últimos incidentes, que han sucedido dentro de los corrales.

En un primer momento, se llegó a pensar que alguna persona con mala fe era la causante de las muertes de los animales. Pero no tardó en quedar claro que no era así, a pesar de las dificultades para averiguar qué criatura protagonizó los ataques: deja un agujero en el costado de las crías, no se come ni su carne ni sus entrañas, ataca de noche y no cuenta con oposición por parte de otros animales.

La veterinaria que pudo examinar los cadáveres descartó que el atacante fuese un murciélago o un perro salvaje. Es su mordisco el que lleva a pensar que se trata de “un animal con una mandíbula pequeña, por el tamaño de sus colmillos”. Uno que, para mayor temor de los implicados en la historia, no ha dejado huellas distintivas en los corrales donde ha actuado.

De ahí que algunos hayan sacado a colación la leyenda del chupacabras, que tuvo cierta pujanza años atrás. Unas ovejas muertas encontradas en Puerto Rico, con agujeros en sus cuerpos por los que se les había extraído la sangre, dieron pie a todo tipo de especulaciones. Los caballos, los cerdos y las cabras también fueron víctimas después de un animal desconocido y que se convirtió en todo un mito en Sudamérica.

Se le ha llegado a describir como un reptil de piel en forma de coraza o con escamas, de color gris verdoso y con espinas o plumas en la espalda. También se ha dicho que se asemeja a un lobo o dingo. Sea cual sea su forma, el chupacabras lleva años instalado en la cultura popular. Ha aparecido en novelas, series, canciones, cómics, dibujos animados y, por supuesto, en las noticias. Porque, cada cierto tiempo, se producen sucesos que no tardan en atribuírsele. Como ha vuelto a ocurrir, para seguir con la escalada de rarezas que asolan al mundo recientemente, en los últimos meses.

 

Pincha aquí para despertar