Fue presentada una denuncia ante la Corte Penal Internacional de La Haya que señala que el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus debería ser investigado por Genocidio.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus debería ser investigado por genocidio, indica una denuncia presentada ante la Corte Penal Internacional (CPI) , está fue realizada por un nominado al Premio Nobel de la Paz de Estados Unidos, este agrega que el etíope puede estar involucrado en muchos crímenes en casa.

El actual director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, “fue un decisor crucial en relación con las acciones de los servicios de seguridad que incluyeron matar, detener arbitrariamente y torturar a etíopes”, dice la denuncia.

El autor de esta denuncia es David Steinman, que es economista y activista estadounidense, además de haber sido nomindadk al Premio Nobel de la Paz 2019. Este alega que el biólogo e investigador de la salud etíope tuvo participación en la atrocidades cometidas por diversas fuerzas de seguridad etíopes durante su mandato en el gobierno de alto rango oficial.

Antes de asumir el cargo en la OMS en 2017, Tedros Adhanom Ghebreyesus se desempeñaba como ministro de salud de Etiopía entre 2005 y 2012 y luego como ministro de Relaciones Exteriores de la nación de 2012 a 2016.

En su periodo como minutos de Relaciones Exteriores fue dónde ejerció un control parcial sobre la política nacional, siendo un aparato represivo, afirma Steinman.

Las acusaciones del estadounidense se basan en que, como funcionario de alto rango del gobierno y miembro de alto rango del partido Frente de Liberación del Pueblo de Tigray, que era un miembro importante de la coalición gobernante en ese momento, no podía ayudar. pero tienen influencia sobre las fuerzas del orden y el ejército de la nación.

“En virtud de ser un alto funcionario del TPLF, Tedros fue uno de los pocos funcionarios etíopes que ejercieron control sobre las Fuerzas de Seguridad”, dice Steinman en su denuncia.

Continúa diciendo que “las tácticas injustas del gobierno, incluida la intimidación, el arresto arbitrario, la detención sin cargos” y varias violaciones de derechos humanos, difícilmente dejan a nadie la oportunidad de dar a los funcionarios del gobierno etíope de esa época, incluido Adhanom Ghebreyesus, “el beneficio del duda.”

Las pruebas de estás acusaciones se basan principalmente en los los informes de derechos humanos del Departamento de Estados Unidos, así como los relatos proporcionados por Human Rights Watch, Amnistía Internacional y varias instituciones analíticas occidentales como la Universidad de Birmingham.

Aunque ninguno de los relatos menciona a Adhanom Ghebreyesus (o cualquier funcionario del gobierno etíope) por su nombre. Pues los relatos informan sobre los múltiples casos en las que las fuerzas de seguridad de la nación mataron o arrestaron a personas durante protestas masivas y disturbios que se apoderaron de la nación durante el mandato de Adhanom Ghebreyesus. como ministro, como sucedió en 2016.

Esto no es una limitantes pues Steinman acusó al jefe de la OMS de complicidad en el genocidio cometido por aquellos llamados sus “subordinados”. Alegando que él supervisó “matando y causando graves daños físicos y mentales a miembros de las tribus Amhara, Konso, Oromo y Somali con la intención de destruir esas tribus en su totalidad o en parte”.

Queda ahora por parte de los fiscales de la CPI tomar la decisión de proceder con la denuncia. Como miembro del organismo de control de la salud de la ONU, Adhanom Ghebreyesus disfruta de inmunidad diplomática.

Pero eso no es una limitantes para ser enjuiciado por la CPI, pues está es independiente de la ONU, y tiene un historial de enjuiciamiento de jefes de estado acusados de crímenes de lesa humanidad. Aún así, si deciden enjuiciarlo sería la primera vez que un funcionario de la ONU enfrente un juicio de la CPI.

Recordemos que ésta no es la primera vez en la que Adhanom Ghebreyesus es acusado de cometer actos indebidos para un jefe de la OMS. En cuando todavía era candidato para el cargo, uno de sus competidores lo acusó de encubrir los brotes de cólera en Etiopía para salvar la imagen del gobierno.

Su credibilidad se colocó otra vez en duda cuando funcionarios estadounidenses sospecharon que la OMS no era lo suficientemente ,, en relación con la pandemia de Covid-19.

Además en Noviembre del año pasado el general de Etiopía Birhanu Jula acusó al jefe de la OMS de apoyar a los rebeldes liderados por el Frente de Liberación Popular de Tigray mientras la nación se sumergía nuevamente en un conflicto civil. “Ha estado haciendo todo lo posible para conseguirles apoyo. Les ha ayudado a conseguir armamento ”, dijo el general en ese momento.

El director general de la OMS ha negado repetidamente todas las acusaciones y en particular dijo que no eligió bando en el conflicto etíope en curso. Hasta el momento, no se ha pronunciado sobre la denuncia más reciente presentada por Steinman.

Se acerca el momento. Pagarán por todo el daño que hicieron a la humanidad.

Fuente: La Verdad Noticias

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí