¡Alucinados! El 2021 ha empezado con emociones fuertes. Si creíamos que en 2020 lo habíamos visto todo, ahora el ejército estadounidense está investigando con una posible arma que, supuestamente, modifica el espacio-tiempo y que podría revolucionar los sistemas de potencia energética y de propulsión, según informa la revista especializada ‘The War Zone’.

La sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos está experimentando con un arma que podría liberar niveles extremadamente altos de energía superiores a la conocida y temible Bomba H.“Pareciera un simple petardo a su lado”, apunta la revista.

La Bomba H o bomba de hidrógeno es una arma termonuclear cuya potencia es 1.000 veces superior a la que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima en 1945, que causó la muerte a más de 166.000 personas. ¡De locos!

La revista asegura que el proyecto está dirigido por el ingeniero Salvatore Cezar Pais, que ha publicado la base científica de este proyecto en la revista ‘IEEE Transactions on Plasma Science’.

¿En qué consiste este arma?

Se trata de un reactor de fusión compacto capaz de crear una ganancia neta de energía (de obtener más energía que la que gasta en generarla). Un avance que revolucionaría la producción de energía. También sería capaz de rediseñar el tejido de nuestra realidad al nivel más fundamental, según la teorías de su inspirador.

Cezar Pais explica que su propuesta, a la que llama “efecto pais”, comprende flujos de energía electromagnética extremadamente altos generados por el movimiento controlado de materia cargada eléctricamente y sometida a vibración y/o giro acelerado.

Esta radiación electromagnética de alta energía puede interactuar localmente con el vacío cuántico y con el quinto estado de la materia. Su propuesta conseguiría habilitar la coherencia cuántica macroscópica, lo que implicaría generar fenómenos macroscópicos que mantienen su coherencia cuántica a pesar de estar formados por un número grande de partículas.

¿Cuál sería el objetivo?

Podría tener diversos usos, como la propulsión, las comunicaciones cuánticas, la producción de energía e incluso el desarrollo armamentístico, señala Pais.

Entre los documentos aportados por ‘The War Zone’ hay dibujos técnicos, fotografías, esquemas y datos relacionados con las pruebas supuestamente desarrolladas con esta arma.

También se pone de manifiesto que la fabricación de este sistema de fusión por compresión de plasma requiere todavía pruebas que confirmen la hipótesis teórica en la que se basa todo el desarrollo.

Hasta ahora, la investigación no ha sido concluyente, ya que no ha podido confirmarse ni refutarse lo que propone, señala la revista.

Genera desconfianza científica

‘The War Zone’ ha preguntado a otros científicos sobre la teoría de Cezar Pais y hay bastantes escépticos, ya que consideran que el planteamiento contradice la física básica ya aceptada aunque reconocen que todo lo que rodea este caso es levemente inusual, en el sentido de que el autor tiene un doctorado y es empleado del gobierno, sus patentes están asignadas al gobierno y ha publicado un artículo científico en una revista muy reputada.

A todo ello hay que añadir que el Pentágono apoya este desarrollo tecnológico y que al menos 10 técnicos e ingenieros han trabajado para diseñar y probar un prototipo experimental de esta tecnología, cuyas primeras pruebas se realizaron en septiembre de 2019.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí