Datos de extensos intercambios de correo electrónico obtenidos por un grupo de abogados en una disputa legal, revelan que el Ministerio del Interior alemán contrató a científicos para desarrollar un modelo de coronavirus falso con el fin de justificar un bloqueo estricto.

Sí, así como lo ve Alemania contrató a científicos para desarrollar un modelo de coronavirus falso para justificar un bloqueo estricto.

El Ministerio Federal del Interior alemán involucró a científicos de varios institutos de investigación y universidades con fines políticos en la primera ola de la pandemia de coronavirus en marzo de 2020.

Encargando a investigadores del Instituto Robert Koch y otras instituciones la creación de un modelo de cálculo con el cual el ministro del Interior, Horst Seehofer (CSU), pudiera justificar las duras restricciones contra el coronavirus.

La información se encuentra en más de 200 páginas de correspondencia interna entre el nivel de gestión del Ministerio del Interior y los investigadores, que fue recibida por el diario alemán WELT AM SONNTAG.

Un grupo de abogados alemanes luchó por los correo electrónico en una disputa legal con el Instituto Robert Koch que duró varios meses.

En este intercambio de correos electrónicos, el secretario de Estado del Ministerio del Interior, Markus Kerber, en dónde esté solicita a los investigadores contactados que desarrollen un modelo que a partir del cual puedan planificar “medidas preventivas y represivas”.

Según la correspondencia, los científicos trabajaron en estrecha coordinación con el ministerio en solo cuatro días para desarrollar el contenido de un artículo que había sido declarado secreto, que fue distribuido a través de varios medios durante los días siguientes.

Entonces se calculó el peor escenario a partir del cual se decía que un millón de personas en Alemania podrían morir a causa del coronavirus si la vida social continuara como estaba antes de la pandemia.

El artículo de Lancet sugería que el coronavirus tenía un origen natural fue orquestado por Peter Daszak con empleados de EcoHealth Alliance.

Curiosamente, EcoHealth Alliance es el mismo grupo sin fines de lucro que recibió millones de dólares de fondos de los contribuyentes estadounidenses para manipular genéticamente los coronavirus con científicos del Instituto de Virología de Wuhan .

Recientemente el tribunal alemán en un falla ha declarado que las restricciones por el Covid-19 impuestos por el gobierno son inconstitucionales.

El cierre de primavera de Turingia fue una “decisión política catastróficamente equivocada con consecuencias dramáticas para casi todas las áreas de la vida de las personas”, dijo el tribunal, justificando su decisión.

Fuente: Great Game India

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí