La diputada de VOX Magdalena Nevado ha explicado, tras la comparecencia de Pablo Iglesias en la Comisión de Objetivos de Desarrollo Sostenible, la posición de VOX respecto a la llamada Agenda 2030.

«Nos oponemos -ha dicho- a este gran disparate y a esta planificada destrucción de nuestra soberanía, de nuestra economía y del orden social, moral y político que es la Agenda 2030«.

Tras recordar que la Agenda 2030 incluye como objetivo literal «asegurar el progreso social y económico sostenible, en todo el mundo y fortalecer la paz dentro de un concepto más amplio de libertad”, Nevado se ha preguntado cómo se amplía el concepto de libertad. «El concepto de libertad está muy claro, ¿podría explicarme cómo se amplia la libertad de los españoles en la Agenda? Porque a nosotros nos parece que más que ampliar la libertad, lo que hace es recortarla, de hecho, ustedes desde el CNI, han creado un Observatorio para perseguir a quien no comulgue con las tesis del globalismo o de la agenda 2030. Observatorio que afirma que el que tenga una opinión contraria, o ponga en duda las tesis del globalismo erosiona la legitimidad, ataca al pluralismo y es contrario a las instituciones democráticas».

Así, y a juicio de VOX, lo que erosiona la legitimidad y ataca al pluralismo es, precisamente, la Agenda 2030, que quita a los españoles la capacidad de decidir el destino de su nación, entregando el poder a las agencias de la ONU y a las grandes multinacionales.

«El resultado de las políticas de la Agenda 2030, que nos engaña anunciando el fin del hambre, la pobreza o la contaminación en el mundo es una Cuba sin Derechos Humanos ni libertad…, es una Venezuela que era un país rico antes de abrazarse a la Agenda Globalista y que ahora se muere de hambre…o una China que es el mayor contaminante del planeta», ha recordado Nevado, que ha lamentado que la agenda 2030 olvide la defensa del sector agrario español, la promoción de la cultura, la recuperación de la potencia industrial y la soberanía energética. «Esta agenda se ha redactado con la finalidad de producir la mayor transferencia coactiva y forzosa de recursos de las clases medias y trabajadoras Españolas en favor de las multinacionales globalistas».

Alta Comisionada para la Agenda 2030 dice que las propuestas de Vox queda fuera de esa agenda

La Alta Comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, Cristina Gallach, ha llamado a todas las formaciones políticas a desarrollar sus programas electorales de cara a las Elecciones Municipales de mayo en el marco de la Agenda 2030 para lograr implementar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), aunque ha reconocido que formaciones como Vox ofrecen «propuestas que quedan fuera» de esa agenda.

Así, ha matizado que en determinados programas, esas propuestas de desarrollo sostenible «no las van a encontrar» los electores. En este sentido, ha abogado porque se cree un test que evalúe la implementación de los ODS en los programas electorales y que sean las propias administraciones, tanto locales como regionales, quienes midan cómo van a impactar las medidas relacionadas con la Agenda 2030 a niveles concretos. «Debe haber una métrica para ver cómo avanzas», ha señalado, para después añadir que «hay propuestas que no caben en esas métricas».

En este sentido, ha subrayado que el auge de formaciones como Vox, viene derivado de no atender los «problemas reales» de la población, algo que provoca que «la sociedad crea mentiras ante la ausencia de realidades». En este punto, ha lamentado que España, «que parecía vacunada» ante la involución de «ideas que se pensaban sobrepasadas», hoy se «contagia de esa involución nacionalista». «Hay una gravísima amenaza de involución fruto de errores colectivos desde todos los ámbitos, también de los gobiernos que echaban la culpa de los males a las decisiones tomadas por Europa», ha apuntado, antes de matizar que este escenario se rompe con transparencia y aplicando la hoja de ruta de la Agenda 2030.

La agenda 2030 es esclavitud globalista

El globalismo tiene un plan llamado Agenda 2030 para esclavizarnos a todos. Numerosas instituciones trabajan en esto y ya existen muchísimos organismos se encargan de coordinarlo. Este proyecto impulsado por políticos progresistas de izquierda que obedecen a banqueros globalistas traerá una nueva era de dictadura mundial a la sociedad. Es sorprendente como se esta imponiendo la censura en el mundo entero en nombre de la corrección política. La agenda 2030 es el documentación globalista por excelencia y en ella se establecen 17 objetivos que deben ser establecidos por los gobiernos como eje central de las políticas. Esta agenda utiliza lenguaje basado en el ecologismo, la economía sostenible, la supuesta eliminación de la pobreza y las políticas de género.

El carácter totalitario del globalismo se muestra en estas instrucciones desarrolladas por la Agenda 2030 y reza que lo privado también es político. Según esta agenda, todos debemos someternos a los objetivos del globalismo.

Prohibición de comer carne e imposición de la dieta vegana. Prohibición de los baños, solo se permitirán duchas controladas de tiempo. Prohibición del automóvil para imponer el uso de la bicicleta para ir a trabajar. Prohibición del dinero en efectivo para poner el pago con el teléfono móvil.

Invade el planeta entero con organismos genéticamente modificados y semillas patentadas de Monsanto, al tiempo que aumenta el uso de herbicidas mortales bajo el falso reclamo de “aumento de la producción” de cultivos alimentarios. Modificarán genéticamente las plantas para estimular los químicos vitamínicos específicos sin tener idea de las consecuencias a largo plazo de la contaminación genética o los experimentos genéticos entre especies llevados a cabo abiertamente en un ecosistema frágil.

En la dictadura mundialista, habrá una especie de sistema colectivista en el que el concepto de propiedad personal ya no existirá.

Si no se aceptan los ingresos universales y la vacuna prevista para principios del verano de 2021, la gente permanecerá confinada indefinidamente en campos de concentración. El globalismo muestra su naturaleza satánica. Esta es la expresión final de la ideología globalista en la que no hay lugar para el libre albedrío. Sólo hay una obediencia total. La verdadera naturaleza de esta filosofía es, por lo tanto, abiertamente satánica.

Este diseño apunta abiertamente a destruir a la humanidad y a reducirla a las condiciones de una manada de ganado sin derechos y sin ninguna conciencia espiritual.

Es la antítesis de la concepción espiritual que ve al hombre dotado de libre albedrío y de un sentido trascendente que le lleva a rechazar la obediencia ciega al mal que aquí tiene el ropaje del totalitarismo universal.

A estas alturas, son los propios exponentes de la élite global los que hablan abierta y públicamente sobre este plan.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí