Ghislaine Maxwell se está pudriendo en la cárcel por los horribles crímenes cometidos y pide que la liberen porque está perdiendo peso y pelo. Los abogados de la ex pareja y supuesta cómplice del depredador sexual Jeffrey Epstein aseguran que ha pasado más de 20 horas sin comer y sufre estrés. El juicio está previsto para el mes de julio de 2021.

Los abogados de Ghislaine Maxwell afirmaron que la ex novia del fallecido financista estadounidense Jeffrey Epstein está perdiendo el cabello y ha bajado más de siete kilos debido a las malas condiciones que tiene en la prisión federal de Brooklyn, Nueva York, donde se encuentra en confinamiento. El esposo y los hermanos de Ghislaine Maxwell hicieron una oferta de $ 30 millones para la fianza pero fue denegada.

Maxwell, de 58 años, fue arrestada en julio y se le negó la libertad bajo fianza cuando compareció ante un juez en Nueva York para declararse inocente de los cargos que alegan que reclutó a menores para Jeffrey Epstein, quien se suicidó en la cárcel en Manhattan el año pasado mientras esperaba un juicio por tráfico sexual.

La socialité británica se prepara para un juicio el próximo julio. La defensa de Maxwell alega que a las autoridades carcelarias se les ordenó tomar medidas especiales para monitorearla.

La abogada de Maxwell, Bobbi Sternheim, hizo estas declaraciones en nombre de su clienta después de que los abogados del director del Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn defendieran las condiciones de las instalaciones en una carta que se presentó públicamente el lunes. “La Sra. Maxwell goza de buena salud”, escribieron en la misiva mientras defendían su trato con ella y que siguen las reglar para garantizar la seguridad de todos los presos. La exposición se presentó el mismo día en que los abogados de Maxwell solicitaban nuevamente que su clienta sea liberada bajo fianza.

Maxwell ofrece 30 millones de dólares para salir de la cárcel

Ghislaine Maxwell se encuentra en la prisión de Brooklyn tras el estallido del caso de pedofilia de Jeffrey Epstein. El magnate terminó suicidándose en su celda pero la que fuera su exsocia sigue entre rejas.

Scott Borgerson, pareja de Ghislaine Maxwell va a intentar por todos los medios que su mujer salga de la cárcel para poder disfrutar de las fiestas navideñas junto a su familia. Ghislaine lleva encerrada desde el dos de agosto y ahora Scott ha reunido una cuantía económica importante para intentar pagar su puesta en libertad.

El emprendedor ofrece 20 millones de euros y sus hermanos 5 más con tal de que Maxwell sea puesta en libertad antes de las fiestas dado que su juicio todavía no tiene una fecha de celebración.

Si Ghislaine intentara darse a la fuga aprovechando esta posible salida de prisión, su familia perdería los 25 millones de euros que ofrece al juzgado pero esta oferta todavía no ha sido ni siquiera estudiada.

Dicho dinero podría provenir de la fortuna de su padre, Robert Maxwell, que falleció en Canarias hace una década y que dedicó su vida a convertirse en un magnate de los periódicos británicos.

La propuesta de Scott Borgerson será presentada en los próximos días ante la Corte Federal de Nueva York.

Cabe recordar que, aunque está en la cárcel, Maxwell sigue negando cualquier tipo de implicación en la trama de tráfico de menores de Epstein pero si se demuestra lo contrario, podría pasar hasta 35 años entre rejas.

Según su abogada, Bobbi Sternheim, y la propia familia de Ghislaine, ella está recibiendo un trato inhumano e injusto en la cárcel y es que no la dejan ni siquiera dormir, despertándola cada 15 minutos con una linterna para evitar así que se suicide como lo hizo Epstein.

Tampoco tiene sábanas ni ropa de tela tal como se dijo hace ya meses. Su letrada asegura que: “Tuvo muchas oportunidades para huir, pero se quedó quieta. Sus abogados sabían dónde estaba, solo se escondió de la prensa sensacionalista que la perseguía. Ella nunca fue acusada de nada”.

También sostiene que su clienta ha llegado a pasar 20 horas sin comer nada y que la han privado de tener acceso a programas educativos y de esparcimiento que se ofrecen en prisión.

Scott, por su parte, ha explicado que tanto él como sus hijos están devastados y echan mucho de menos a Maxwell. De hecho el Daily Mail recogió que “habían vivido en perfecta armonía hasta que todo esto estalló. Los hijos de Scott han tenido que ser sacados de la escuela debido a toda la atención que el caso ha provocado”.

A la espera de que se presente esta fianza y de que sea aceptada o declinada por la Corte Federal, Ghislaine sigue en la cárcel y, mucho me temo, que va para largo dado que las últimas novedades sobre el caso, de hace escasos dos meses, la situaban en orgías junto a Jeffrey Epstein y más mujeres de distintas edades.

Además, el pasado mes de octubre sus abogados vieron fracasar sus intentos de que la declaración de Ghislaine respecto al caso Epstein no se hiciera pública. La Corte de Apelaciones de Estados Unidos declaró que las 418 páginas de su declaración eran de interés público y que, por lo tanto, debían conocerse.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí