El ingeniero Ramón Bach Portabella fue ejecutado de un disparo en la cabeza por orden del fiscal Mena. Podemos encontrar su esquela publicada el 2 de Agosto de 2005 en el periódico La Vanguardia. Cuando vas al archivo del fiscal Mena dentro del Expediente Royuela, aparece su nombre y las circunstancias de la muerte son totalmente espeluznantes.

Según publicó el fiscal Mena en sus notas, fue asesinado por tener en su poder unos documentos que comprometían la red criminal. La nota dice lo siguiente:

“Necesito urgentemente que me saques de encima a este cabrón. Me consta que tiene documentos del Instituto Anatómico Forense perteneciente a las primeras autopsias o dictámenes realizados en un primer momento, antes de ser cambiados por los que nos interesaban. Comprenderás que no podemos permitir que este cabrón ande suelto por ahí. Te sugiero que sea en su propio domicilio y así, de paso, lo registráis y cuando encontréis los documentos, los destruís. Tenme al corriente, comunicándome el resultado tan pronto de produzca. Estoy muy preocupado”

Podemos ver la sangre fría con la actúa esta mafia, que se sienten totalmente impunes a la hora de asesinar de manera indiscriminada a cualquiera que consideren un peligro. En la nota de respuesta por parte de Ruíz, explica como se desarrolló el encargo de asesinato.

“Una vez penetramos en su domicilio particular, la acción, aunque violenta, pues protegió la entrada al darse cuenta de nuestras intenciones, fue rápida y no se alerto a ningún vecino. En cuestión de segundos, se le empujó hacia el interior de la vivienda y una vez dentro, como quiera que iba a gritar, se le propinó un fuerte golpe en la cabeza que le dejó conmocionado, estado en el que se mantuvo durante el tiempo en el que duró el registro, sin rematarle, por si no dábamos con los documentos que buscábamos y había que despertarle para hacerle cantar. No nos hizo falta su colaboración, ya que encontramos los documentos y tal como usted había ordenado fueron destruidos posteriormente al abandonar el domicilio. En cuanto al implicado, falleció de un disparo efectuado con silenciador.”

En otra nota posterior informa al fiscal Mena del pago de 2000 euros a su contacto en el laboratorio forense, Jose Arimany por encubrir la muerte en la autopsia. Se puede leer lo siguiente:

“Siguiendo sus instrucciones, tras hablar con nuestro contacto en el Laboratorio Forense, le comunico que éste ha garantizado que no se investigarán las causas del fallecimiento de la persona de referencia”

Aquí salen las verdaderas causas de la muerte el ingeniero español Ramón Bach Portabella, realmente es impresionante como esta red corrupta pudo operar de manera libre sin que nadie pudiese pararlo. Este grupo de funcionarios corruptos deben ser investigados y juzgados pronto por los terribles crímenes cometidos.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí