Debido a la agenda del Covid-19 se ha vuelto una obligación utilizar mascarilla y todo tipo de protección para evitar el supuesto contagio. El precio de una mascarilla es un tanto costoso para una familia media en el territorio español. 

Una mascarilla en Portugal es seis veces más económica que en España. Por su parte el gobierno continúa firme ante la idea de no reducir el IVA, razón por la cual el precio del producto resulta tan elevado. 

En vista de la problemática que se ha venido desarrollando por motivo de la adquisición del producto de salud, el gobierno ha decidido establecer un precio máximo para comprar mascarillas y antibacterial. Aunque la petición es que el iva disminuya al menos un 4%, no se ha obtenido respuesta positiva al respecto. 

Por motivo de lo anterior, María Jesús Montero, informó que la decisión del precio de las mascarillas no tiene relación alguna con el jefe de Estado, de hecho la decisión le confiere al reglamento europeo, el cual supuestamente impide que el precio del iva de las mascarillas sea reducido. 

Cabe mencionar que en otras naciones pertenecientes al continente europeo, adquirir mascarillas es más económico que  en el territorio español, de hecho en Finlandia esta se puede comprar por al menos 80 céntimos, cifra que opaca las palabras de Montero. 

Opinión de los medios 

En las redes sociales continúan los debates sobre el precio de las mascarillas, muchos gráficos han salido a la luz, demostrando que España cuenta con el valor más elevado de un producto que hoy es obligatorio utilizar por los ciudadanos. 

La diferencia de precios del IVA es muy grande, de hecho España cuenta con el 21% y en segundo lugar le sigue Portugal con un 6% dejando al descubierto la gran desigualdad y dándole la razón a los habitantes que han presentado quejas con respecto a la adquisición del producto. 

El covid en España 

El virus llegó a su segunda fase en el territorio español. Durante el primer trimestre del año, la cantidad de personas que perdieron la vida en España fue muy grande y el gobierno consideró obligatorio el uso de mascarillas y productos de limpieza, además de establecer confinamientos, los cuáles la propia OMS que son innecesarios y perjudiciales.

El proceso de cuarentena se hizo notar en las calles vacías; hoy en todas las ciudades de España es obligatorio el uso del producto. De hecho la persona que no lo lleve consigo, puede ser multado y sometido a una prueba de contagio en contra de su voluntad. Para algunos el precio de las mascarillas está acorde a los ingresos de un ciudadano español, pero otra parte de los habitantes no opina lo mismo, ya que alegan que por motivo de la pandemia muchos han perdido su trabajo haciendo casi imposible adquirir los productos de primera necesidad, incluyendo la mascarilla.

El negocio detrás de las mascarillas obligatorias: El Estado recaudará 46,5 millones de euros de IVA cada semana

De esta manera, una persona gastaría 27 euros al mes para cumplir si quiere recurrir a las mascarillas higiénicas. Si compra mascarillas quirúrgicas el gasto asciende hasta 29 euros. El gran beneficiado es el Estado ya que se va necesitar un suministro semanal de unos 200 millones de mascarillas y recaudaria así 46,5 millones de euros semanales. Este se debe a que, aún siendo las mascarillas un producto considerado como primordial para parar la cadena de contagio del virus, es un producto “castigado” vía impuestos al consumidor (mediante el IVA). Así el precio va aumentando por toda la cadena de distribución, desde el fabricante a la farmacia.

Esto significa que, después de pedir esfuerzo a los fabricantes nacionales, son estos los que más dinero pierden al no poder competir vía precio con la mano de obra añadida mucho más barata, por ejemplo, si los productos vienen fabricados del sudeste asíatico. Eso sin contar que las mascarillas nacionales deben pagar el IVA correspondiente, porque no hay exención fiscal alguna.

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos del Ministerio de Sanidad, de Salvador Illa,  ha decidido que el precio de cada mascarilla será de 0’96 céntimos, IVA incluido. Y este impuesto seguirá siendo del 21 por ciento en lugar del 4 por ciento que se aplica a los bienes de primera necesidad.

Esta pelea por el mantenimiento o reducción del IVA de las mascarillas tuvo posturas encontradas entre Nadia Calviño, vicepresidenta socialista para Asuntos Económicos, y el Ministro de Consumo, Alberto Garzón de Izquierda Unida, o lo que queda de esta formación tras diluirse en Unidas Podemos. Al final, en la disputa aparentemente ganó Nadia Calviño. 

Desde la empresa privada, por su parte, afirman “estar preocupados por la limitación del precio a 0´96 céntimos de euros, mas IVA, a un nivel que apenas cubren costes, lo que puede traer consigo que no les interese producir y en consecuencia el problema añadido del riesgo del desabastecimiento al no poder satisfacer la oferta al generar pérdidas”.

Pero también afirman que “puede ocurrir lo que está ya sucediendo en muchas farmacias, en las que los clientes están acaparando las mascarillas a un precio más elevado del que ha fijado el Gobierno, ante el temor de que haya desabasteciento porque a nadie le interese producir y vender perdiendo dinero”.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí