El Papa Francisco, también conocido como el Papa ilegítimo Jorge Bergoglio es un agente del cabal que está intentando cambiar la iglesia desde dentro para acercar el catolicismo al comunismo y al Nuevo Orden Mundial.

En una nueva encíclica, ‘Fratelli Tutti’ (‘Hermanos todos’), Francisco acusa el fracaso del capitalismo y pide una nueva clase de política que fomente el diálogo, la solidaridad y rechace la guerra. Estas palabras bonitas enmascaran un plan de agenda oculta del NWO.

En su nueva encíclica, el pontífice plantea su visión para un mundo postcovid uniendo los elementos clave de sus enseñanzas sociales. El papa Francisco dijo este domingo que la pandemia del coronavirus ha demostrado que las “teorías mágicas” del capitalismo de mercado han fracasado y que el mundo necesita una nueva clase de política que fomente el diálogo y la solidaridad.

Francisco planteó el domingo su visión para un mundo postcovid uniendo los elementos clave de sus enseñanzas sociales en una nueva encíclica, “Fratelli Tutti” (“Hermanos todos”), publicada en el feriado del santo del que tomó el nombre, el pacifista san Francisco de Asís.

El título de la encíclica ha provocado polémica entre ciertos sectores progresistas de izquierda radical, ya que las voces críticas señalan que una traducción exacta de la palabra “fratelli” (hermanos) excluye a las mujeres. El Vaticano ha tenido que dar explicaciones a estos sectores y ha insistido en que la forma plural de la palabra es inclusiva y que por su propia naturaleza, el documento incluye a las mujeres.

En el texto, Francisco rechazó incluso la doctrina de la Iglesia católica que justificaba la guerra como medio de legítima defensa, afirmando que se ha aplicado de forma demasiado amplia durante siglos y ya no es viable.

También señaló que la pandemia había confirmado su creencia de que las instituciones económicas y políticas actuales deben reformarse para responder a las necesidades legítimas de la gente más afectada por la pandemia. Está alineado con todos los frentes del globalismo satánico, al alinearse con la izquierda radical y la OMS, que buscan establecer una dictadura global a través del plan de la Agenda 2030 y el Nuevo Orden Mundial.

Francisco rechazó el concepto del derecho absoluto a la propiedad para las personas, insistiendo en los criterios de “propósito social” y el bien común que deben regir al compartir los recursos de la Tierra. Con este panfleto defendió las mismas teorías marxistas que Karl Marx y Stalin, alejándose totalmente del mensaje de Jesucristo. No mencionó nada sobre la paz de las almas, pero si habló de reformar la ONU para establecer un gobierno mundial.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí