La Unión Europea no quiere quedarse detrás de China y Rusia, y ya está desarrollando una criptomoneda oficial: el euro digital. Una nueva revolución financiera está en marcha.

El Banco Central Europeo ya está probando en varios países la Central Bank Digital Currency (CBDC)una criptomoneda oficial para la Unión Europea, conocida popularmente con el nombre de Euro digital. En los próximos días los cinco mayores bancos del país, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell, junto a la compañía de servicios de pagos Iberpay, la probarán en España, siendo un experimento de los banqueros mundiales globalistas.

El Bitcoin es una revolución que puede aportar grandes cosas a las finanzas. Países como Rusia o China ya tienen su propia criptomoneda, y en la Unión Europea puede que empecemos muy pronto.

¿Por qué quieren los bancos y los gobiernos van a convertir el euro en una divisa digital? Ellos buscan volver a controlar el sistema a través de las finanzas centralizadas, por tanto ahora es el momento por el que las personas deben empezar a entender el sistema de finanzas descentralizadas.

Pero es una transformación tan grande, que incluso podría significar el fin de los grandes bancos: “como el dinero lo puede controlar el propio usuario, la función de intermediación de los bancos tradicionales desaparece. Las entidades financieras podrían llegar a operar sin necesidad de banco central”.

Euro digital vs bitcoin

Hay que hacer importantes distinciones acerca de lo que implica una moneda digitalizada y en qué se diferencia de otros activos digitales como las criptomonedas. 

A diferencia de muchas criptomonedas, que son descentralizadas, el euro digital es centralizado (por el BCE). Este hecho es muy relevante porque el euro digital tendría una autoridad central, a diferencia de muchas criptomonedas, que no están centralizadas por autoridades públicas. Mientras que las criptomonedas son monedas digitales, no todas las monedas digitales son criptomonedas.

Las monedas digitales podrían dar respuesta a diferentes necesidades como por ejemplo ser una forma de fomentar la inclusión financiera de los países en vías de desarrollo o convertirse en una alternativa a otras monedas como la de Facebook, fomentar la innovación financiera y el uso de la tecnología blockchain, y aprovechar el ahorro de costes que ofrece el entorno digital frente al dinero físico en monedas y billetes.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí