En la superficie, Q es un programa de comunicación ‘backchannel’ diseñado por la administración Trump que mantiene la negación plausible mientras alimenta la información errónea a los malos actores para crear caos y confusión narrativa entre sus filas. Algunas conexiones con Q son confirmadas mientras que otras están rotas o son simplemente falsas. Ya sabemos que la estrategia de la Casa Blanca de Trump implica filtraciones controladas de todo tipo que provienen de diversos ángulos para exponer a agentes del estado profundo, desacreditar a los medios y ejercer el control de la narrativa.

Por otro lado, Q es una catch-all para desescalar a los patriotas de edad militar ‘en riesgo’ de organizar cualquier contrarrevolución o iniciativa violenta al abrir al menos algún nivel de comunicación directo a su base de apoyo. Q los mantiene ocupados y los aleja del pensamiento violento y vengativo mientras Trump y su equipo llevan a cabo el Plan A.

Es evidente que Soros y sus compañeros de la élite genocida han intentado alzar a las masas lavadas de cerebro en un frenesí de “resistencia” … El programa Q tiene la intención de evitar que hierva en un conflicto abierto. Imaginad un mundo donde todo lo que tuviéramos fuera el twitter de Trump y los medios de comunicación de masas. No creo que los patriotas hubieran aceptado unilateralmente permitir que la farsa continuara como se ha ido desarrollando durante los últimos dos años.

En realidad, el peor de los casos es que, en última instancia, Trump falle y nos veamos obligados a ocuparnos finalmente del asunto por nosotros mismos. Sin embargo, es una tontería intentar algo ahora mientras que al menos nuestro aliado aparente ocupa el asiento del poder en el país. Vigilancia, sí. Violencia, no. Todavía no

Si ha habido algo en lo que “Q” ha sido objetivamente útil desde la perspectiva actual, era la garantía del aislamiento de POTUS durante la investigación de un abogado especial cuando cada agencia de noticias informaba vehementemente que Mueller realmente iba a eliminar a Trump. En mi opinión, los patriotas no habrían podido contener ese nivel de presión. Sin Q, creo que no hay duda de que no habríamos experimentado ataques coordinados patriotas nacionalistas contra la infraestructura controlada globalista.

Con los medios globales en general, la narrativa del “resurgimiento nazi blanco” se habría completado y los Estados Unidos estarían en una posición similar a la Alemania de antes de la guerra de 1930 a la vista del resto del mundo. Sería muy fácil convencer a los estados europeos controlados por el globalismo de que se alzaran en contra de la gran bestia nazi de Estados Unidos como una justa coalición antirracista y esencialmente volvieran a representar la geopolítica de la Segunda Guerra Mundial en un repugnante revés. Si prestáis mucha atención a los principales medios de comunicación y entretenimiento, (Rally en Charlottesville, El hombre en el castillo alto de Amazon, Wolfenstein II de Bethesda Softwork The New Colossus, The Division 2 de Ubisoft, etc.) veréis el intento de programación predictiva de crear un escenario creíble de “Nazis en Estados Unidos”.

Este programa de desestabilización es la razón por la cual la izquierda demócrata parece estar en otro mundo. En realidad lo están. Muchos estadounidenses fueron programados con éxito para ver un “nuevo levantamiento nazi” que ahora deben “resistir” como sus progenitores franceses en la Segunda Guerra Mundial. Es muy real para ellos. Trump y el programa Q en realidad nos DETUVIERON a la mayoría de nosotros de desempeñar involuntariamente un papel activo como “villanos nazis” en este escenario global de guerra civil inventado. El lenguaje que continúan usando para describir a Trump y su base es la última ventana a la ingeniería social que los globalistas han intentado promulgar. Cuando sintáis la necesidad de una guerra civil, tratad de tener esto en cuenta.

Ahora todos podemos ver cómo se desarrollan los próximos meses y evaluar en retrospectiva si Trump ha logrado lo suficiente como para garantizar nuestro mayor apoyo de un segundo mandato y una responsabilidad cívica pacífica en curso.

qanonhispania_Cont…
(3) Este programa de desestabilización es la razón por la cual la izquierda demócrata parece estar en otro mundo. En realidad lo están. Muchos estadounidenses fueron programados con éxito para ver un “nuevo levantamiento nazi” que ahora deben “resistir” como sus progenitores franceses en la Segunda Guerra Mundial. Es muy real para ellos. Trump y el programa Q en realidad nos DETUVIERON a la mayoría de nosotros de desempeñar involuntariamente un papel activo como “villanos nazis” en este escenario global de guerra civil inventado. El lenguaje que continúan usando para describir a Trump y su base es la última ventana a la ingeniería social que los globalistas han intentado promulgar. Cuando sintáis la necesidad de una guerra civil, tratad de tener esto en cuenta.

Ahora todos podemos ver cómo se desarrollan los próximos meses y evaluar en retrospectiva si Trump ha logrado lo suficiente como para garantizar nuestro mayor apoyo de un segundo mandato y una responsabilidad cívica pacífica en curso.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí