El canal sueco TV4 sorprendió a sus televidentes al discutir seriamente la idea de comer seres humanos “para salvar el planeta” ( aquí está la transmisión completa en el sitio web oficial del canal ). El científico conductista Magnus Söderlund , profesor de mercadotecnia en la Escuela de Economía de Estocolmo, fue invitado a hablar sobre el tema , quien ya ha realizado varios seminarios sobre la posibilidad de comer carne humana.

En los días de la “Cumbre Gastro – sobre el futuro de los alimentos” se celebra en la Feria de Estocolmo. Allí, el científico conductista Magnus Söderlund celebra seminarios que hacen que la mayoría de las personas levanten las cejas. Se trata de la posibilidad de comer carne humana para salvar el clima. Esta propuesta realmente enmascara un plan que intentan llevar a cabo las redes eugenistas eugenistas del globalismo para reducir la población mundial.

Respondiendo a la pregunta del anfitrión sobre lo que instintivamente nos hace reaccionar con disgusto ante la idea de consumir humanos, Söderlund, un experto en comportamiento del consumidor, dijo con calma: “En primer lugar, el hecho de que la persona que va a ser comida ella debe estar muerta “.

Söderlund hizo hincapié en que existen muchos tabúes en la sociedad occidental, lo que dificulta la creación de un mercado de carne humana: en primer lugar, la dificultad de tratar con otras personas muertas, a pesar de que “las personas se han matado durante siglos”; en segundo lugar, las prohibiciones sobre la profanación de cadáveres y, en general, una cierta tendencia de la opinión pública a ser “tradicionalista”, a confiar principalmente en lo que ha funcionado bien en el pasado. “La gente se vuelve un poco conservadora cuando se trata de probar nuevos alimentos”, dijo Söderlund.

En conclusión, el investigador destacó la importancia de plantear este problema por el bien del clima. “Si no queremos dejar piedra sin remover cuando se trata de clima y sostenibilidad, es importante discutirlo”, concluyó Söderlund.Para acompañar el debate, imágenes de manos humanas cortadas ensartadas por tenedores gigantes.

Pincha aquí para despertar